HomeTodoRopa Vieja, un plato tradicional cubano con orígenes en leyendas mitológicas.

Ropa Vieja, un plato tradicional cubano con orígenes en leyendas mitológicas.

Ropa Vieja, un plato tradicional cubano con orígenes en leyendas mitológicas. 🍛😋

¿Quién puede resistirse a un suculento plato de carne como este?

La Ropa Vieja o Carne Mechada es uno de mis platos favoritos de la cocina latinoamericana. Considero que es un plato con un atractivo aroma y sabor, y que además se puede aprovechar de muchas maneras: como plato principal acompañado de arroz, frijoles y plátano macho frito (en patacones o tajadas); como relleno para arepas, empanadas y tortillas al estilo criollo; o bien, simplemente sobre un plato de patatas hervidas o fritas.

Muchos creen que la Ropa Vieja se concibió en Cuba, pero como otros tantos platos estrella de la gastronomía latinoamericana, su origen se remonta a la España medieval.

El método de elaboración se adoptó al hacer de la época gracias a la cocina sefarí (judios españoles), cuando los pucheros y los cocidos eran los platos más comunes del momento y, debido a la escasez y los recursos limitados de la población de aquel entonces, se aprovechaban al máximo todos los ingredientes. De aquí surgió la idea de deshilachar la carne, bien podía ser res, pollo o cerdo, y de esta manera hacer que rindiera para más comensales.

Esta forma de cocinar se extendió por toda España, hasta tal punto que surgieron las leyendas mitológicas sobre su origen. Una de estas leyendas, cuenta la historia de un pobre anciano que no tenía nada que dar de comer a su familia, por lo que fue y buscó en sus armarios todos los trapos viejos que encontró, los deshilachó y con eso hizo un cocido. Una divinidad se le apareció y le concedió el milagro de convertir las hilachas de sus harapos en carne y, según dicen, esta es la razón por la que lleva el nombre de “Ropa Vieja.”

Sin embargo, no fue hasta que una ola de emigrantes de las Islas Canarias importaran este plato a las américas, concretamente a aquellos países que toca el Mar Caribe. Es por esto que encontramos que el plato es de predilección en países como Puerto Rico, Santo Domingo, Venezuela, Colombia, Panamá, Costa Rica, y México, pero en especial Cuba, pues aún mantiene su nombre original.

Así que ha llegado el momento de ponerte manos a la obra, enciende los fogones, prepara tu Ropa Vieja e invita a tus familiares y amigos para degustar este delicioso plato criollo.

INGREDIENTES
1 libra de carne de res (falda o flank)
2 hojas de laurel
1 cebolla mediana, cortada en juliana o cuadritos
½ pimentón verde, cortado en juliana o cuadritos
½ pimentón rojo, cortado en juliana o cuadritos
4 dientes de ajo, triturados o cortados muy fino
½ taza de salsa de tomate
½ taza de vino blanco seco
½ taza de caldo de res
½ cucharada de comino molido
1 cucharita de orégano
Sal y pimienta
Aceite
Agua
Un puñado de perejil picado (opcional)

PREPARACIÓN
1. Limpia el trozo de la carne, retirando al máximo las partes de grasa. Seguidamente, coloca la carne en un olla de presión, añade un poco de sal y pimienta, y la cubres de agua completamente. Añade las hojas de laurel. Deja cocinar a fuego alto hasta que coja presión y luego reduce el fuego a medio-alto y cocina durante 30 minutos.
2. Una vez pasado este tiempo, retira la carne de la olla y reserva al menos 1 taza del caldo que quedó. Deja enfriar la carne en un recipiente grande. Puedes realizar estos dos primeros pasos el día anterior para darle suficiente tiempo a la carne para que enfríe. La carne y el caldo se pueden conservar en la nevera dentro de recipientes tapados o cubiertos con film transparente.

3. Deshilacha toda la carne en hebras y reserva. Si ves que son muy largas puedes cortar por la mitad.

4. En una sartén grande, coloca tres cucharadas de aceite de oliva y añade la cebolla, el ajo y los pimentones con un poco de sal. Sofríe al menos 3 minutos removiendo constantemente.

5.Agrega el vino y deja que reduzca por un minuto. Seguidamente, incorpora el comino, el orégano y por último la salsa de tomate sin dejar de remover. Cuando esté todo bien integrado puedes añadir ½ taza del caldo reservado. Deja que todo se cocine por un minuto para que se entremezclen todos los sabores y texturas.

6. Como último paso, añade la carne. Si deseas puedes agregarle un poco de sal y pimienta.
Remueve todos los ingredientes con cuidado y deja cocinar por 10 minutos a fuego medio. Si prefieres una consistencia menos espesa puedes ir añadiendo más caldo hasta que obtengas la consistencia deseada.
7. Sirve la carne acompañada de arroz blanco, con un poco de perejil picado por encima si lo deseas.

¡Buen Provecho!

Fuente: por Raquel Figueroa .
RiverheadLOCAL



Most Popular