Home NostalgiaCuba HISTORIA DEL CINE CUBANO (Segunda parte)La influencia del cine y la industria...

HISTORIA DEL CINE CUBANO (Segunda parte)La influencia del cine y la industria ci

HISTORIA DEL CINE CUBANO (Segunda parte)
La influencia del cine y la industria cinematográfica norteamericana se hace sentir en Cuba desde principios de 1897 con el arribo del vitascopio de Edison y el Biograph y posteriormente, y de forma más determinante, cuando los camarógrafos de la American Vitagraph Company entran junto a Theodor Roosevelt y sus tropas norteamericanas (Rough Riders) en la guerra hispano-cubano-norteamericana.
Varios camarógrafos de ese país registran entre 1898 y1899, unas veces en vivo y otras por medio de reconstrucciones manipuladas, las operaciones de las tropas estadounidenses durante la guerra tripartita. Según Román Gubern en su libro Historia del cine (1969), con la guerra hispano-norteamericana nace un género nuevo, el de la propaganda política. “Apenas se habían iniciado las operaciones militares y ya circulaban por América centenares de copias de documentales amañados en los estudios sobre la guerra hispano-yanky”. Edward Hill Amet produce en Waukegan, Illinois, el film Sinking Admiral Cervera’s Fleet at Santiago, en el que con ayuda de pequeñas maquetas reproduce la batalla naval del 3 de julio de 1898, en la bahía de Santiago de Cuba. El camarógrafo y productor de la Edison Co., William Paley, filma en el puerto de La Habana entre el 17 de marzo y el 1 de abril del mismo año, Wreck of the Battleship “Maine”, donde se muestran los reducidos restos del acorazado Maine y Morro Castle, Havana Harbor. El 27 de marzo de 1898 filma en Key West, Florida, Burial of the “Maine” Victims. Entre mayo y junio filma en Tampa, Florida, Cuban Refugees Waiting for Rations, Cuban Volunteers Embarking y Roosevelt’s Rough Riders Embarking for Santiago. A finales de junio en Santiago de Cuba dirige Pack Mules with Ammunition on the Santiago Trail, Cuba y Packing Ammunition on Mules, Cuba y un mes después, Troops Making Military Road in front of Santiago. En julio de 1898 el camarógrafo William Heise reconstruye y filma en Nueva Jersey, Estados Unidos, Cuban Ambush y Shooting Captured Insurgents. Por su parte el norteamericano James Henry White, en mayo de 1899, produce con la participación de tropas de la Guardia Nacional de Nueva Jersey, U.S. Infantry Supported by Rough Riders at El Caney, filmado en Orange Mountains con la intención de reconstruir la toma de El Caney, en Santiago de Cuba.
El 1 de enero de 1899 se inicia el gobierno de la primera intervención estadounidenses y los camarógrafos de la Edison filman desde el balcón del Club Norteamericano, ubicado en el Paseo del Prado, el desfile de las tropas estadounidenses, el material conocido como General Lee’s Procession, Havana. Al día siguiente en el ático del estudio de la American Vitagraph Company en Nueva York, los productores y camarógrafos J. Stuart Blackton y Albert E. Smith elaboran el reportaje de un minuto Raising Old Glory over Morro Castle, al colocar en la pared del estudio un telón de fondo con una imagen del Castillo del Morro y manipulando la maniobra de arriar la bandera española e izar la de Estados Unidos. En el Catálogo de los filmes de Edison, quien adquiere los derechos de explotación de este material, aparece la sinopsis “Desciende la bandera española, y sube la de las estrellas y las barras. Cae el símbolo de la tiranía y de la opresión que ha imperado en el nuevo mundo durante cuatrocientos años y asciende la bandera de la Libertad. A lo lejos están las torrecillas y almenas del Morro, el último reducto de España en América”. Varias fuentes acreditan erróneamente este material con el título Tearing Down the Spanish Flag (1898).
El actor de teatro y empresario José E. Casasús dirige en 1898 el primer corto realizado por un cubano, El brujo desapareciendo, anuncio publicitario para una marca de cerveza. Como director cinematográfico su obra se reduce a este corto, pero como empresario distribuidor tiene un papel clave al importar numerosas películas, lo mismo europeas que estadounidenses. Casasús recorre los pueblos del interior del país con un proyector y una planta eléctrica ambulante, dando a conocer las primeras películas al mismo tiempo que la luz eléctrica. En los primeros cinco años del siglo XX no existe constancia en la prensa de la realización de ningún otro filme nacional. Europa es la principal abastecedora de filmes y son estos los favoritos del público cubano. El negocio de la distribución comienza a prosperar en Cuba en el segundo lustro del siglo. Ante el auge de la aceptación del cinematógrafo por el público, los empresarios teatrales se ven obligados a importar aparatos de proyección y al mismo tiempo contratar actores y músicos para incorporarle sonido en vivo a las proyecciones ya sean los llamados “ruidistas”, que hacen efectos sonoros, o los “parlantes”, actores que doblan y en muchos casos improvisan textos detrás de la pantalla. Además, contratan pequeñas orquestas o pianistas que modulan y refuerzan las intenciones dramáticas de los filmes. En 1905 Pablo Santos y Jesús Artigas se convierten en los primeros distribuidores en representar a la casa francesa Gaumont. También se inician en el negocio de la distribución Chas Prada, Francisco Rodríguez, el mexicano Enrique Rosas y Enrique Díaz Quesada, entre otros. El 25 de marzo de 1906 E. Díaz Quesada debuta como camarógrafo y director en el anuncio publicitario El parque de Palatino, y ese mismo año realiza los primeros noticiarios fílmicos en Cuba al fundar Cuba al Día. Entre sus reportajes de noticias se encuentran La Habana en agosto de 1906 y La salida del palacio de Don Tomás Estrada Palma, ambos a favor del presidente reelecto; de 1909 son Salida de Mr. Magoon de Cuba o La Restauración de la República y Toma de posesión de José Miguel Gómez; de 1910, Los funerales de Morúa; y de 1912, el reportaje El epílogo del Maine sobre la extracción de los restos del acorazado, el rescate de los cuerpos de las víctimas y el rehundimiento del casco en una zona profunda de la bahía que impide investigar en el futuro el verdadero origen de la catástrofe. El 20 de mayo de 1912 se subleva en el oriente de la isla el Partido Independiente de Color, formado en su mayoría por veteranos negros de la guerra de independencia. Díaz Quesada filma entonces La campaña o Salida de las tropas para Santiago de Cuba durante la guerra racista. Al año siguiente, al ser elegido presidente Mario García- Menocal (1913-21), realiza Toma de posesión del General Menocal. En 1915, La pelea de Johnson y Willard, combate por el título mundial de boxeo de los pesos completos entre el primer titular mundial negro Jack Johnson y el blanco Jess Willard, efectuado en La Habana. Cinco años después realiza su último reportaje, Cómo se hace un periódico. Es Díaz Quesada un verdadero precursor en Cuba de la cinematografía aplicada al periodismo. Los empresarios Santos y Artigas fundan en 1908 la Compañía Cinematográfica Habanera, la empresa más poderosa en la distribución y exhibición de la época. En 1910 estos dos empresarios se unen a Díaz Quesada y crean la primera sociedad productora y distribuidora Santos y Artigas-Díaz Quesada, la cual se mantiene hasta 1919. El primer film producido por esta empresa es Juan José dirigido por Díaz Quesada (1910), y basado en el drama homónimo del escritor español Joaquín Dicenta, film que obtuvo un gran éxito de público. Estimulados por el logro producen el primer largometraje argumental cubano, Manuel García o El Rey de los campos de Cuba, dirigido por Díaz Quesada, estrenado el 6 de agosto de 1913 con récord de asistencia.
En 1912 surgen en la capital las primeras publicaciones cubanas referidas al cine. En febrero aparece La Gaceta Teatral y Cinematográfica, que se publica con regularidad hasta 1919, y en noviembre Santos y Artigas editan la revista quincenal Cuba Cinematográfica, con una edición de 5.000 ejemplares y dirigida por Armando Puentes. Al estabilizarse el negocio de la distribución y exhibición cinematográfica se emprende la construcción de cines en La Habana y en el interior de la isla. En abril de 1906 se inaugura el Cine Actualidades, primera sala construida sólo para la exhibición de filmes donde se proyectan los producidos por la casa francesa Pathé. Al concluir 1910 existen en el país 200 salas de cine para una población de poco más de dos millones de habitantes. Ante el reto, los teatros se ven obligados a invertir en espectáculos más costosos. Entre los filmes extranjeros más relevantes exhibidos entre 1910 y 1915 están los daneses, La trata de blancas /Den Hvide Slavehandels sidste offer de August Blom y Alfred Lind (1911), Los morfinómanos /Morfinisten de Kay Van der Aa Kühle (1911), Atlantis de August Blom (1913) y Sueños de opio /Opiumsdrommen de Holger-Madsen (1914); los filmes italianos, Quo vadis? de Enrico Guasón (1912), Los últimos días de Pompeya/Gli ultimi giorni di Pompeii de Mario Caserini y Eleuterio Rodolfo (1913); Cuando el amor muere /Ma l’amor mio non muore de Mario Caserini (1913), Spartaco de Giovanni E. Vidali (1913), Cabiria de Giovanni Pastrone (1914), y el film francés, Fantomas de Louis Feuillade (1913). El mercado de la distribución en ese lustro está dominado primero por los filmes daneses, que florecen en el periodo de la primera guerra mundial y posteriormente por los italianos. En 1916 de los 117 filmes distribuidos por la empresa de Santos y Artigas, 89 son europeos, 19 norteamericanos y 9 cubanos. Ese mismo año los cronistas de La Nación y Cuba Cinematográfica afirman en sus artículos que los filmes norteamericanos son un fracaso porque el público cubano está acostumbrado a las películas europeas y consideran las películas americanas “mamarrachadas contra el arte y el buen gusto” y “ridículas pantomimas de indios y cowboys”.
El año 1916 marca el final de la preferencia de los filmes europeos en Cuba. El abogado norteamericano Alexander Kent funda la compañía cinematográfica Red Feather Cinematograph Company (La Pluma Roja), compra el Teatro Campoamor y adquiere posteriormente diez salas de exhibición, con lo cual instaura el primer circuito de cines en Cuba, donde se exhiben en exclusiva filmes norteamericanos. La numerosa comunidad norteamericana residente influye en la demanda de filmes de esa procedencia; buena parte del capital de la primera expansión de esta industria proviene de dicha comunidad.


Most Popular

El 24 de octubre de 1950 desde un estudio improvisado en esta casa de Bruzón y S

El 24 de octubre de 1950 desde un estudio improvisado en esta casa de Bruzón y San Miguel, salió al aire las primeras señales...

San Nicolás del Peladero !!!!

San Nicolás del Peladero !!!!

Atardecer en La Habana desde el Castillo de los Tres Reyes del Morro.

Atardecer en La Habana desde el Castillo de los Tres Reyes del Morro.

Este EDIFICIO sito en la CALLE P e/23 y Humboldt.

Este EDIFICIO sito en la CALLE P e/23 y Humboldt.Era el cabaret *Montmatre". Se PUEDE DECIR que era el más famoso después de TROPICANA,antes...