Los verdaderos artistas, solo podrán encontrar la libertad que necesitan, y so

10

Los verdaderos artistas, solo podrán encontrar la libertad que necesitan, y sobre todo, podrán brindarla al pueblo sin miedo ni chantaje, si luchan por ese concepto sin ceder terreno ante la injusticia y la opresión. El arte no puede ser estigmatizado por políticos incapaces, que consigan con su actitud destruir al artista, por capaz y talentoso que sea, si no le conviene como piensa y actúa. El único arte que tiene futuro es aquel comprometido con la libertad social. Hoy la palabra libertad solo adquiere valor si en verdad es respetada, de no ser así, ni la palabra ni el arte existen, no pocos artistas defienden, con dientes y uñas, su libertad, aún así, cuando están controlados por la tiranía, dependen de otros que le permita exhibir su trabajo, en muchas ocasiones censurado, por tanto, se podría decir, que no hay libertad subjetiva en un mundo amenazado por la censura, sabemos que las dictaduras son propensas a las mentiras mediáticas, tampoco permitir libertad de prensa, procrean una realidad alternativa que por mucho que intenten ocultarla, con el trascurso del tiempo conlleva imposible, que son el hambre, la miseria, crisis económica, la total destrucción del comportamiento ético, la falsa moral y una estética mediática engañosa, así el arte no puede funcionar, de ese modo, no hay libertad que valga si algunos políticos practican la llamada moral del avestruz. No son pocos los artistas honestos que han sido victimados por personas sin talento, proclives al oportunismo. Para un buen artista, sin importar la disciplina a la cual pertenezca o practique, le resulta imprescindible la expansión del espíritu, es necesaria la exigencia para obtener una total emancipación social la cuál le permita desarrollarse plenamente sin ataduras de gente obtusa e incapaz. Es inexcusable emprender una tiranía por los caminos del arte para mantener el control de un gobierno, pretendiendo borrar la conciencia y la verdad, de suceder esté enorme atropello, no queda otra cosa que iniciar una transformación profunda de las definiciones y de las funciones del arte como expresión de una etapa nueva para conseguir la liberación, nada se logrará si el arte continúa sometido al rojo mandato propagandista o al falso discurso ideológico, a fin de cuenta, la finalidad de un justo decreto, es hallar un camino honesto para servir a su ideal de libertad, utilizando, ya sea la técnica o los métodos del arte, resulta primordial defender la libertad del arte contra los usurpadores de la libertad….