Los primos cubanos de Pablo Picasso: Gracias Juan Antonio Picasso por poder

26

Los primos cubanos de Pablo Picasso: 👨‍👩‍👧‍👧🎨😍

Gracias Juan Antonio Picasso por poder contar esta historia… 😊

El abuelo del padre del cubismo engendró un hijo en Cuba. En otras palabras: el abuelo materno de Pablo Picasso, Francisco Picasso Guardeño, dejó a su esposa y cuatro hijas (una de las cuales, María, era la madre de Pablo Picasso) y se fue a Cuba a hacer una fortuna. Allí tuvo un enlace con Cristina Serra, una mujer negra que pudo haber sido esclava o no.
Aunque la historia no es completamente clara, parece que Picasso Guardeño, descrito como un "caballero excéntrico con bigote de morsa", y Serra realmente se amaba. En la década de 1860, era común que los hombres españoles en Cuba tuvieran relaciones con mujeres negras, pero era desconocido para un hombre español crear abiertamente una familia con una "mujer de color", libre o no, y dar su nombre a Los hijos de esa unión. Pero esto es exactamente lo que hizo Picasso Guardeño.

Tuvo cuatro hijos con Serra, ¡y los nombró por sus hijos en España! Una de sus hijas españolas se llamaba Aurelia, por ejemplo, por lo que incluyó a Aurelio en el nombre de su primer hijo. Este primer hijo, Juan Francisco Aurelio Picasso Serra, tuvo nueve hijos con su esposa, Elvira Granados.

Una hija, Caridad Picasso, dio a luz a siete hijos, todos los cuales murieron. Según el biógrafo de Picasso John Richardson, Picasso Guardeño tenía la intención de regresar a España, si no para siempre, al menos para una visita familiar. Su equipaje lo hizo, pero Picasso Guardeño no. Según algunos informes, fue víctima de la fiebre amarilla y, según otros, murió de anemia perniciosa. Cualquiera sea la causa de la muerte, fue enterrado apresuradamente en Cienfuegos, Cuba, en 1888.

Hasta la fecha, se han identificado 41 descendientes de Francisco Picasso Guardeño. Treinta y uno todavía están vivos. Todos descienden de Juan Francisco Aurelio Picasso y su esposa Elvira.

Esta historia de amor "en blanco y negro" y su legado multigeneracional han salido a la luz principalmente a través de los esfuerzos de la historiadora cubana Bárbara Mejides y la periodista cubana Julia Mirabal. El documental de 19 minutos de Mirabal, Los Picassos Negros (The Black Picassos) se emitió por primera vez en el Festival de Cine de La Habana en 1999. Sin embargo, el documental es solo una parte de la obra "Black Picasso" de Mirabal.

La periodista había planeado hacer un video de cuatro minutos sobre los Picassos cubanos, pero con la ayuda de Mejides, encontró tanta información que produjo una serie de televisión de cinco partes.

El número de descendientes identificados de Picasso aumentó después de que se emitió el documental. Entre los que "salieron" estaban Juan Antonio Pascual Picasso (en la foto) y Delia y Luis Picasso Granados, todos informaron que se parecían "apreciablemente" a su famoso antepasado pintor.

La historia fue noticia en España cuando Mirabal apareció en Málaga para la exhibición del documental Los Picassos Negros en el Tercer Festival Anual de Cine de Málaga el verano pasado. Ramón Picasso, radiólogo habanero y bisnieto del abuelo de Pablo Picasso, la acompañó. El médico de 43 años bromeó con la prensa y dijo que después de que se emitió el programa de televisión no podía entrar a su oficina para las multitudes.

Mostrar el documental en España lleva a la saga cubana Picasso a un círculo completo. Hace poco más de dos años, en La Coruña, España, en una reunión de la Asociación Pablo Ruiz Picasso, Enrique Meciñeira Teijeiro mencionó que un hombre negro con el apellido Picasso había trabajado en una de las refinerías cubanas de su familia. Este Picasso, dijo, tenía una habilidad extraordinaria en cualquier proyecto manual que emprendiera.

Sabiendo que el abuelo de Picasso había aterrizado en Cuba a los 43 años, el grupo decidió investigar y contactó a la historiadora Bárbara Mejides.

Antes de la investigación de Mejides y el rodaje de películas de Mirabal, algunos miembros del árbol genealógico Picasso de Cuba desconocían prácticamente la línea de sangre directa que los vincula con el Picasso. Otros, que no lo sabían, no deseaban hacer pública esta relación. Ahora, en su mayor parte, los Picassos cubanos parecen estar tomando las noticias genealógicas con casualidad e ingenio caribeños.

Gloria Molina Picasso, tataranieta de Francisco Picasso Guardeño, tiene un dibujo de caricatura de Pablo Picasso en la pared de su estudio, donde trabaja como diseñadora gráfica. Luis Picasso Granados, de 78 años, lleva un recorte de prensa sobre Picasso en su billetera, porque "le gusta ver su nombre en las noticias".

Al otro lado del Atlántico, según Mirabal, los Picassos europeos estaban al tanto de sus parientes de piel oscura, pero nunca los mencionaron públicamente. En la categoría de "mundo pequeño", vale la pena señalar que Wifredo Lam, uno de los pintores modernos más conocidos de Cuba, vivió en Sagua la Grande, la ciudad en la que vivía la mayoría de los Picassos cubanos. Algunos escritores de arte creen que Lam debe haber sabido sobre la "otra" familia de Picasso y que Picasso sabía que él lo sabía. Picasso fue una especie de padrino para Lam mientras estuvo en París, un hecho que ahora lleva a preguntas sobre el altruismo de la amistad de Picasso con el pintor.

La cuestión central en todo esto ha sido, por supuesto: ¿hubo o hay un artista en esta dinastía Picasso recién descubierta?

Sí, dependiendo del tipo de arte al que te refieres. El primer hijo de Picasso Guardeño, Juan Francisco Aurelio Picasso fue un masón y un reconocido bailarín de rumba. El hijo mayor de Juan Francisco Aurelio, Juan Remigio, fundó la Asociación Cultural de Trabajadores del Yeso en 1920. Su apodo era "Primer maestro de Gesso". Gloria Molina Picasso, mencionada anteriormente, es diseñadora. Y el nieto de Juan Antonio Picasso, Joan Picasso, está en la escuela de arte, estudia pintura.

Artículo de YSABEL DE LA ROSA es un historiador del arte que escribe sobre arte desde España.