Todo

Leyendo las recientes publicaciones sobre los aciertos y desaciertos de los prim

Leyendo las recientes publicaciones sobre los aciertos y desaciertos de los primeros presidentes del país, me vino a la memoria una serie clases de la historia de Cuba que se enseña. Hace ya bastantes años, cuando comenzaba a estudiar el periodo correspondiente a los gobiernos de la República, recuerdo vívidamente a una excelente profesora enseñándonos con convencimiento el porqué todos esos gobiernos habían sido “malos”. “Esos que fueron presidentes de Cuba participaron en las guerras de independencia, todos eran generales, pero eran de los generales que corrían hacia atrás mientras otros se batían”. Eso creo que fue lo que dijo, si la memoria no me falla. Luego en la secundaria, otro excelente profesor repitió el mismo discurso, solo que en esa ocasión le pregunté que, si en realidad eran hombres cobardes que se retiraban de los combates, cómo era posible que llegaran a ser generales. Si eran generales que se retiraban, cómo era posible que Gómez, la mente militar por excelencia de la gesta independentista los colocara en puestos de mando de gran prestigio, incluida la jefatura de su estado mayor. Si no estaban comprometidos con la nación, cómo es posible que contarán con el suficiente prestigio como para postularse a la presidencia de la nación. No nos engañemos, cometieron muchos errores ya sea a conciencia o de forma involuntaria y muchas de sus conductas hoy pueden seguirse calificando de reprochables. Fueron corruptos? Si. Fueron tiranos? También. Permitieron hechos terribles bajo su mandato? Sin dudas, pero bajo ningún concepto se debe negar lo bueno que hayan hecho, por poco que fuera. Mucho menos tildarlos de traidores a la nación. La completa parcialidad a la hora de narrar esos años de nuestra historia hace que esta se vea distorsionada y puesta en duda. Por ello es fundamental que se tengan en cuenta todos sus aspectos: los buenos y los malos para tener un marco más completo. Buena, mala, regular es nuestra Historia y nadie tiene derecho a mutilarla.





Related Articles

Back to top button