HomeTodoLA INTERESANTE HISTORIA DE LA TERMINAL DE ÓMNIBUS DE LA HABANA.

LA INTERESANTE HISTORIA DE LA TERMINAL DE ÓMNIBUS DE LA HABANA.

LA INTERESANTE HISTORIA DE LA TERMINAL DE ÓMNIBUS DE LA HABANA.

La terminal está ubicada en las Avenidas Rancho Boyeros y 19 de Mayo. En el lugar que actualmente que ocupa la instalación, pertenecía al estadio Almendares Park, el cual fue totalmente destruido por el huracán del 1926.

Menelao Mora, presidente de la Cooperativa de Omnibus Aliados y Rodolfo Antorcha, de la Asociación Nacional de Porteadores, obtuvieron el decreto presidencial a través del Ministro de Comunicaciones para la construcción de la misma 10 años mas tarde.

Este decreto establecía la gratuidad del servicio tanto para las empresas de transporte como para los viajeros. Otra de las cláusulas estipulaba que al extinguirse el término de la concesión los terrenos y edificios pasarían al control estatal.

El diseño de la instalación estuvo a cargo de la firma Moenck y Quintana, propiedad de los arquitectos Miguel Ángel Moenck y Nicolás Quintana, iniciándose la construcción a finales de la década de 1940. El costo total de la obra estuvo valorado aproximadamente en tres millones de pesos cubanos, en esa época con valor equivalente al dólar estadounidense.

El edificio principal consta de tres niveles, la planta baja ocupa un área destinada para el despacho de boletines, con salas de espera con aire acondicionado, comedor, bar-restaurante, cafeterías y establecimientos comerciales, amplios y ventilados andenes, depósitos de equipaje e información a usuarios.

Las plantas superiores fueron diseñadas para las oficinas y otras dependencias. El sótano tiene como función el mantenimiento, reparación de vehículos, y construcción de piezas mecánicas menores.

La obra fue inaugurada el 29 de junio de 1951, con la salida del primer ómnibus marca Camberra, con destino a Cienfuegos. En ese momento era considerada la segunda de ese tipo en el mundo, después de la de Washington en Estados Unidos.

En 1960 el escultor cubano Florencio Gelabert colocó en los exteriores del recinto una escultura denominada “La velocidad” al año siguiente esculpío en el interior un busto de José Martí.

Fuentes:Artículo Terminal de ómnibus de La Habana. Disponible en: “galeria.cibercuba.com”.
Pérez Barcelona, Lázaro.





Most Popular