LA HABANA-CUBA: RENÉE MÉNDEZ CAPOTE.

11

LA HABANA-CUBA: RENÉE MÉNDEZ CAPOTE. La bien llamada “Cubanita que nació con el siglo” nació en La Habana un 12 de Noviembre.
…”Yo nací inmediatamente antes que la República. Yo en noviembre de 1901 y ella en mayo de 1902, pero desde el nacimiento nos diferenciamos: Ella nació enmendada y yo nací decidida a no dejarme enmendar.”
…”MI EMBRIÓN SE NUTRIÓ DE LUCHA Y ESPERANZA, DE FUERZA COMBATIVA. FUI LA HIJA DE LA CONSTITUYENTE…”
Provenía de la más alta burguesía criolla, su padre Domingo Méndez Capote fue Brigadier, Abogado, Vicepresidente de la República en Armas y Vicepresidente de la República.
Se mudó al Vedado con su familia en el año 1905 cuando solo contaba 3 años de edad. Al respecto decía:….”Desde el comedor de mi casa en B y 15 se divisaba todo el paisaje marino y mi padre sentado a la mesa, mientras almorzaba, veía pasar los barcos que iban camino al Golfo de México.”
Fue testigo de la llegada de las primeras familias que poblaron el Vedado habanero, de la llegada del cinematógrafo y del automóvil, describiendo así la llegada de este último:….”A Miguel le tocó sufrir con nosotros el dolor de las caballerizas vacías, de la partida de todos los caballos, para ver entrar en lugar de El Potro, Mendoza y El Pájaro, un Cadilac colorado de siete pasajeros que nos pareció frío, sin vida, sin interés…”
Contó con la amistad de personas como Manuel Sanguily, Ana Pavlova, Lola Rodríguez Tió, María Villar Bucetas; pintores de la talla de Leopoldo Romañach y Domingo Ravenet; de damas como América Arias, del pianista y compositor Ernesto Lecuona y el Poeta Gustavo Sánchez Galarraga; del escultor José Antonio Ramos; del maestro Enrique José Varona; de Don Fernando Ortiz, Emilio Roig de Leuchsenring y Luis Felipe Rodríguez, Antonio Guiteras Holmes, Alejo Carpentier entre tantos otros.
Decir su nombre remite a uno de sus libros más significativos y preciados:”Memorias de una cubanita que nació con el siglo” donde desbordó conciencia de cubanía.
Fue una escritora de historias, sobre la propia historia de una ciudad que le vio nacer y que nunca la verá morir, porque su palabra se dejó escuchar entre calles, murallas y callejones y voló en el tiempo y la distancia, hacia el corazón de muchos que la oirían después.
Dejó este mundo en mayo de 1989.
Nota: Fotos de la casa de RENÉE MÉNDEZ CAPOTE en B y 15 .- (Yo las miro con el lente del corazón, porque veo a Renée en ellas).
Alina Amador.