Joyería La Fortuna y el oro dental en La Habana.

3

Joyería La Fortuna y el oro dental en La Habana. 💍💎✨

La antigua joyería La Fortuna no tuvo el glamour de otros establecimientos similares como Le Trianón o El Gallo, pero, alcanzó un notable prestigio al especializarse en el «oro dental».

Se estableció en el año 1906 en la calle Águila, casi esquina Estrella y por dos décadas mantuvo un volumen importante de negocios en el giro de la joyería, la platería, la relojería y los efectos dentales.

Desde 1927, aprovechando la práctica adquirida en la manipulación de los metales preciosos, la empresa, que operaba bajo la razón social de «César González y Compañía S en C» se propuso fabricar en Cuba oros dentales.

El empeño tuvo éxito y por primera vez en La Habana y en Cuba se consiguió un producto a la altura de los mejores que se importaban por ese entonces en el país.

De esa forma, su dueño, César González se convirtió en el precursor en la Isla de la industrialización de los oros dentales, fabricando a la perfección bajo la marca registrada «Fortuna» todos los tipos de oros requeridos por los odontólogos.

Bajo la marca registrada «La Fortuna», la joyería La Fortuna consiguió fabricar en Cuba todo los tipo de oros requeridos por los odontólogos cubanos
Tras la primera incursión en la fabricación de oro dental, la joyería La Fortuna consiguió ampliar su mercado y convertirse en la más grande del giro en Cuba, ostentando, además, la representación de las más importantes firmas extranjeras como Universal Dental Co, The SS White Dental Manufacturing Co y The L. D. Caulk Co; entre otras.

En el exitoso empeño de la joyería resultó decisivo el apoyo (no desinteresado) de los odontólogos cubanos, los cuales veían con muy buenos ojos la existencia de un proveedor local, serio, cumplidor y especialmente poseedor de un producto de altísima calidad.

En 1959 había cambiado de razón social, aunque se mantenía en el mismo giro, y operando como «Félix Frade y Compañía S. en C».

El local que durante la República ocupara la joyería La Fortuna ya no existe pues se derrumbó hace ya unos cuantos años.

Fuente: fotodlahabana
Bibliografía consultada
1. Guía Comercial de La Habana. 1944.