Hola Amig@s hoy quiero Regalarlesesta super Espectacular publicacion Sobre

15

Hola Amig@s ūüôč‚Äć‚ôāÔłŹhoy quiero RegalarlesūüéĀesta super Espectacular publicacionūüĎĆ Sobre :ūüĎá

La Exhumaci√≥n de los restos ‚öį de Antonio Maceo y Panchito G√≥mez Toro ūüė•

La Exhumaci√≥n de los restos de Antonio Maceo y Panchito G√≥mez Toro fue desarrollada en septiembre de 1899 por ocho campesinos guiados por Pedro P√©rez y sus hijos, quienes los trasladaron a su boh√≠o y, en capilla ardiente, se velaron los restos. El 7 de diciembre de 1896 el general Juan Delgado, en una carga temeraria, impidi√≥ que los espa√Īoles se llevaran como trofeo el cad√°ver de Antonio Maceo y Francisco Panchito G√≥mez Toro; luego llev√≥ los cad√°veres hasta la casa de su t√≠a Candelaria, esposa de Pedro P√©rez, quien les dio sepultura clandestina y bajo juramento solemne se decidi√≥ ocultar el secreto del lugar elegido, sin llegar a conocerlo ni los propios generales y subalternos de Maceo. Despu√©s de la Muerte de Antonio Maceo y Panchito G√≥mez Toro, pasadas las nueve de la noche del 7 de diciembre de 1896, y en medio de un grave e imponente silencio, el general Juan Delgado, con su Regimiento Santiago de las Vegas, llev√≥ los cad√°veres hacia la finca La Dificultad en la Loma del Cacahual, donde resid√≠a Candelaria su t√≠a materna; esta era esposa de Pedro P√©rez, a quien entreg√≥ los restos mortales del Lugarteniente General y de su capit√°n ayudante. Junto a sus cuatro hijos, escogieron un paraje escondido y les dieron sepultura clandestina en la misma loma para evitar que cayeran en manos del ej√©rcito espa√Īol. No se permiti√≥ a ninguno de los generales de Maceo presenciar el enterramiento. Los campesinos juraron morir antes que revelar el secreto y el mundo desconoci√≥ durante tres largos a√Īos d√≥nde se hallaban los restos de los dos patriotas.
Exhumación, en septiembre de 1899.
En septiembre de 1899 fueron exhumados los restos de Antonio Maceo y Francisco Panchito Gómez Toro. Ocho campesinos participaron en la exhumación de los restos y a la vanguardia de ellos estaban Pedro Pérez y sus hijos. Luego los restos fueron trasladados al bohío de Pedro donde fue izada una gran Bandera de la estrella solitaria y allí, en capilla ardiente, se velaron los restos de Maceo y Gómez.
En el preciso lugar del enterramiento, se levant√≥ un Mausoleo a su memoria. Y en una l√°pida en homenaje a los 19 mambises que protagonizaron la haza√Īa de San Pedro, puede leerse la arenga de Juan Delgado.