HomeTodoESO NO LO RESUELVE NI MANDRAKE EL MAGO Hace un par de...

ESO NO LO RESUELVE NI MANDRAKE EL MAGO Hace un par de días me asombré al escuc

ESO NO LO RESUELVE NI MANDRAKE EL MAGO

Hace un par de días me asombré al escuchar en boca de un adolescente la referencia a un personaje muy popular de mi época, pero que en estos tiempos parece haber caído en el olvido.
Hace años eran bastante frecuentes expresiones como esta: “Eso no lo resuelve ni Mandrake el mago”. Hacían alusión a situaciones virtualmente insolubles.

Resulta que Mandrake no es una persona de la vida real, como el famoso mago y escapista Houdini, y tampoco pertenece al folclor como el no menos conocido Merlín. Es, sencillamente, el personaje principal de una tira de historietas gráficas, y ahí se puede uno dar cuenta de la gran influencia que pueden ejercer en el pueblo los cómics, las novelas radiales y televisivas y las películas.
En Cuba, por ejemplo, llamamos “paladares” a los pequeños restaurantes familiares desde que se pasara por la Televisión Cubana la novela brasileña Vale todo, protagonizada por Regina Duarte y Gloria Pires. Pero esa es otra historia.
Volviendo de esta pequeña digresión, les cuento que Mandrake es un hábil ilusionista dotado de poderes hipnóticos nacido de la pluma del guionista norteamericano Lee Falk y los pinceles del diseñador Phil Davis, y que se publicó por primera vez en Italia el 20 de enero de 1935.
Es, indudablemente, el hechicero más famoso entre los aparecidos en ese tipo de publicaciones. Sus poderes mágicos e hipnóticos le permiten enfrentarse con éxito a toda una colección de villanos y salir victorioso en su cruzada contra el mal y la injusticia, logrando hipnóticamente que sus oponentes vieran las armas que empuñaban convertidas en serpientes o barras metálicas al rojo vivo.

Most Popular