HomeTodo**ESCULTURAS EN EL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES** Cuando en los años...

**ESCULTURAS EN EL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES** Cuando en los años cincuen

**ESCULTURAS EN EL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES**

Cuando en los años cincuenta del siglo XX se construyó la sede definitiva del Museo de Bellas Artes, siguiendo una práctica frecuente de entonces de integrar las artes plásticas en obras arquitectónicas, se invitó a artistas cubanos para colaborar en la nueva obra. En los muros exteriores se colocaron piezas abstractas a modo de balcones, realizados por Ernesto González Jerez, Eugenio Rodríguez, Juan José́ Sicre y Teodoro Ramos Blanco.

En la entrada principal se colocó “El Balcón” del escultor Mateo Torriente (Las Villas: 1910-1966), realizado en cemento, marmolina y arena sílice, inspirado en las formas de los instrumentos musicales cubanos. Esta pieza, al igual que el resto de los balcones produce efectos de luz y sombra, y en especial un gran dinamismo (Primera imagen).

En la parte baja, a la derecha de la entrada principal aparece el grupo escultórico “Luz, Forma y Color” (1954) de la escultora Rita Longa (La Habana 1912-2000), realizado en mármol blanco de la Isla de Pinos. Sus líneas modernas y abstractas armonizan con la serena modernidad del edificio y expresan la preocupación de la artista por el espacio (Segunda imagen).

Ya para entonces, se imponía una preferencia en que las obras oficiales la realizaran artistas del patio en vez de artistas extranjeros, como sucedía en años anteriores.

#HabanaRepublicana




Most Popular