El hermoso teatro Campoamor, bautizado así en honor del poeta español, en su año

7

El hermoso teatro Campoamor, bautizado así en honor del poeta español, en su años mozos. El 20 octubre de 1921, los empresarios Santos y Artigas �dueños del circo más importante de Cuba� inauguran el teatro Campoamor, en Industria y San José, construido a un costo de 300 mil pesos de la época. Pero después comenzó a usarse como cine. Allí se realizó la premiere el 15 de febrero de 1928 del filme The Jazz Singer, la primera película sonora, de 1927, estrenada en Estados Unidos prácticamente semanas antes, el 6 de octubre de 1927. Para ver la cinta sonora de Warner Brothers en el Campoamor, se instaló el sistema de audio Vitaphone, el mismo con que contaron los cines de New York, Chicago y California en su estreno para poder escucharla. Por eso en aquella época cuando una persona poseía una voz vigorosa, se decía de ella, `oye, fulano lo que tiene es un vitafón…`. Después de haber estrenado la primera película sonora, el Campoamor fue enmudecido, y hoy es esta penosa ruina. Una importante pieza arquitectónica de La Habana, al pie del Capitolio, este es el estado en que se encuentra ahora.