‘El Canal del Cerro’ El camino del agua a través de su llave.

3

‘El Canal del Cerro’ El camino del agua a través de su llave. 💧💦☺

El segundo acueducto de la ciudad, fue dedicado al monarca español Fernando VII, quien falleciera en 1833, mientras la obra hidráulica se ejecutaba. Se inició apremiada su construcción por una fuerte epidemia de cólera; además que ya el aumento de la población en la ciudad, exigía de un sistema superior de abastecimiento de agua.

El antiguo acueducto, la zanja excavada en tierra, era muy afectado por las crecidas del río, además de las múltiples contaminaciones que sufría en su curso. Fue un proyecto del urbanista Antonio Lasarriére Latour, que ejecutaron los ingenieros, coroneles Nicolás Campo, y Castro. El Conde de Villanueva, Superintendente de Hacienda, fue quien argumentó la propuesta, y el Real Decreto que autorizaba las obras se firmó el 11 de enero de 1831.

Comenzaron el 18 de julio, del propio año. Al igual que la Zanja Real, tomaba las aguas directamente del río, a través de un caño de sillería, para ir descendiendo por gravedad, gracias al nivel que proporcionaba la Presa del Husillo. Era un sistema mucho más sanitario, ya que las aguas eran filtradas y conducidas a través de tubería de hierro, fundidas en Filadelfia. Las aguas se tomaban con 10 metros de mayor carga. Se comprobó que la diferencia de nivel desde el Husillo, hasta la ciudad, fue superior a los 22 metros. Un caño, o pequeño canal al descubierto, en la margen derecha del río, daba paso a las aguas hacia una caseta-registro, de techo abovedado, que aún se conserva. De aquí iba a los tanques de decantación, y de estos, a la Casa de los filtros.

El agua se filtraba por unos bastidores de tela metálica situados en almenas con un espesor de 18 pulgadas de grava y arena. Las tuberías de este acueducto siguieron un amplio trayecto por territorios del actual municipio del Cerro, con casetas de un estilo semejante, al que luego se retomó en Vento. Se conserva la tubería que, en línea recta atraviesa los repartos Chaple y Betancourt, a los que se conoce como “El Canal”, precisamente, por el vistoso canal sobre arcadas de sillería, al estilo neoclásico, donde se levantan las aguas de los desniveles del terreno.

Desde la Loma de Jesús del Monte, el panorama que ofrecía el acueducto era el de una extensa y ancha faja de arquería rodeada de listas verdes, resultado de la intensa vegetación. El diámetro de la tubería se concibió, para este primer tramo, de 18 pulgadas, a campo traviesa desde la Casa de los filtros hasta la calle Carvajal. Luego se soterraba en la altura de Consejero Arango, para, ya con dos pulgadas menos de diámetro, entrar por debajo de la Calzada de Monte.

Se inauguró oficialmente, a bombo y platillo, el 10 de mayo de 1835. La comitiva la presidía el General Tacón y el Conde de Villanueva quienes se trasladaron al Cerro para presenciar la llegada de las aguas. Corrió por la pila pública de la Esquina de Tejas, desde las 6:30 de la tarde. Las obras en realidad, no estaban concluidas. La labor continuó y largos meses después fue que el agua llegó hasta la Puerta de Tierra. Allí, en La Pila de agua pública, entre las quintas del Conde de Villanueva y San José, por la Esquina de Tejas, desde las 6:30 de la tarde.

Las obras en realidad, no estaban concluidas. La labor continuó y largos meses después fue que el agua llegó hasta la Puerta de Tierra. Allí, en Monserrate y Muralla, se ramificaba para abastecer de agua potable a la ciudad intramuros. El recorrido total de las tuberías eran unos 7,500 metros. El Acueducto de Fernando VII, con toda su novedosa red, fue insuficiente para abastecer de agua potable a la ciudad completa. Los estanques de la Casa de los Filtros resultaban pequeños, el agua pasaba sobre ellos con mucha velocidad, sobre todo en los momentos de crecida. Por demás, el sistema dejaba muchos sedimentos y requería de continuas limpiezas. No obstante, significó un gran paso de avance, respecto a la Zanja Real. Uno de los beneficios de este Acueducto fue que facilitó la tecnificación de las fuerzas contra los incendios y otros muchos servicios públicos, como los hospitales, donde se dispuso de un sistema de abasto más seguro y de mejor calidad […]

Publicado por Ansbel Gonzalez Huart. Facebook: El Cerro y su historia
Marzo 21 2021

Texto editado de La identidad de la ciudad.