Cuando el Cubano era orgulloso (con toda razon), y era atendido con una exquisit

10

Cuando el Cubano era orgulloso (con toda razon), y era atendido con una exquisita delicadeza, por otros que eran orgullosos de sí mismos y de su trabajo. Aquí una peletería en los años 50.