Home NostalgiaCuba "Francisquito" daba la hora sin tener reloj.

"Francisquito" daba la hora sin tener reloj.

"Francisquito" daba la hora sin tener reloj.
🇨🇺😱🌝🌛🌜🌞🕰🕣🕜

Cuando uno camina por el centro de la ciudad de Sancti Spíritus, como es moda ahora en Cuba, se ha cerrado al tránsito para crear un paseo peatonal al que se le llama bulevar, que por definición es una avenida ancha y arbolada con lugares adecuados para el comercio minorista, imitando los grandes boulevares del mundo, como se denomina originalmente, nacidos en París y extendidos a casi todos los países del mundo. En Cuba destacan la calle Obispo en La Habana Vieja, el Bulevar de San Rafael, el de Cienfuegos, la calle Enramada en Santiago de Cuba, y otros similares en Cienfuegos, Camagüey, Bayamo, Ciego de Avila, Sancti Spíritus, San José de las Lajas y Nueva Gerona. Pero ninguno realmente cumple el que sea una avenida ancha y menos con árboles.

Y el de Sancti Spíritus no es la excepción, pero en mitad del paseo se levanta una estatua de tamaño natural de un personaje de la ciudad, que se llamó Francisco Polanco y que era conocido por "Francisquito".

La estatua está de pie sobre la esfera de un reloj a la usanza antigua con números romanos y tiene la ropa y los zapatos rotos y un saco a la espalda, por lo que sin duda llama la atención.

"Francisquito" era uno de los vagabundos que va desandando y malviviendo por las calles de las ciudades y pueblos y que se buscaba la vida haciendo lo que fuera, recogiendo basura o acometiendo cualquier tarea a cambio de comida.
Eso solo no podía haber hecho a "Francisquito" famoso, porque son unos cuantos los que llevan esa vida incierta y sin futuro, pero en particular este personaje tenía un don que lo hizo popular.

Nunca había tenido ni usado un reloj, pero cualquiera podía acercarse a él y preguntarle: ¿qué hora es Francisquito? y al momento le respondía con una precisión hasta de minutos y en lo que nunca se equivocaba. Siempre decía la hora exacta.

Nadie logró explicar a qué se debía su habilidad, no se encontró una razón científica, pero "Francisquito" se convirtió en el reloj de Sancti Spíritus, a sabiendas de que nunca fallaba.

De esa forma devino un personaje entrañable pero no obstante la mayor parte de su vida la pasó en la calle como un vagabundo. Muchos lo ayudaban y le daban comida o una muda de ropa hasta que fue acogido en un hogar de anciano, donde vivió casi hasta los cien años y le erigieron la estatua en el Bulevar para que la gente pudiera seguir preguntándole la hora, aunque ya no le respondan.





Most Popular

<< Una revista para señoras de principios del Siglo XIX >> “La Moda

<< Una revista para señoras de principios del Siglo XIX >> "La Moda o Recreo Semanal del Bello Sexo" fue considerada una "preciosa revista"...

Invitación para la inauguración del Hotel Havana Riviera.

Invitación para la inauguración del Hotel Havana Riviera.

Cuando La Habana se divertía.

Cuando La Habana se divertía.

Clínica Cardona La Clínica Cardona era una clínica privada, sita en calle 19 e

Clínica Cardona La Clínica Cardona era una clínica privada, sita en calle 19 entre 8 y 10, en el Vedado, La Habana. En...