"Las Esponjas" Un buen comercio en Cuba La presencia de esponjas en

43

"Las Esponjas"
Un buen comercio en Cuba

La presencia de esponjas en la comercialización, pesca o recolección, se hizo en Cuba desde el siglo XIX. Durante la colonia, los barcos pesqueros de las Bahamas llegaban a las costas del Caribe y Nuevitas (noreste de Cuba) para pescar esponjas con licencia de las autoridades españolas, donde los cubanos pescaban más de 150 mil docenas en 1867. Años más tarde, se desarrolló la pesca de la esponja en el suroeste de Cuba con pescadores del puerto de Batabanó, y debido a su abundancia, se establecieron las dos zonas de pesca en Cuba: la zona noreste explotada por barcos y pescadores de Caibarién, donde se encuentra el archipiélago Sabana-Camagüey y también el Golfo de Batabanó, en el suroeste de Cuba, que se explotó por embarcaciones desde el puerto pesquero de Batabanó. En 1886 se establecieron oficinas en Londres y París para comercializar este producto. En 1930, la producción fué más allá de 1 millón de docenas hasta 1939 y hasta 1943 cuando una enfermedad conocida como "tizón", causada por el hongo Spoingiophaga communis que redujo la poblacion de esponjas en Cuba, Bahamas y Florida. Junto con esta situación, el daño causado por un huracán en 1944 condujo a una disminución en la producción de esponjas en la región a 16,000 docenas en 1947. Pero aún así se continuó la comercialización de esponjas en el área, contribuyendo a la prosperidad de nuestro país.