**La Historia XXXVI, El enésimo fracaso del Cara de Guante en Jefe.

12

**La Historia XXXVI, El enésimo fracaso del Cara de Guante en Jefe.**

Juraguá: La Ciudad Nuclear que Fidel Castro intentó construir en Cuba, inspirada en la de Chernóbil.

Al frente del proyecto de la central nuclear fue colocado (a dedo) el hijo mayor de Fidel Castro, que además era físico nuclear. Fidel Castro Díaz-Balart había estudiado Física en el Instituto de Energía Atómica I. V. Kurchatov de Moscú, y fue designado como secretario ejecutivo de la Comisión de Energía Atómica de Cuba.

El objetivo esencial al que se quería llegar con este proyecto era abastecer el 15% de las necesidades energéticas de la isla. Además, de esta manera Cuba cambiaría su modelo de producción de energía para orientarlo hacia fuentes más eficientes.

En 1982, y con apoyo técnico y económico de la URSS, los cubanos comenzaron a construir el primer reactor de los cuatro que contemplaba el proyecto. Cada uno de los reactores contaba con 440 megavatios de potencia previstos. Posteriormente, se construyó la Ciudad Nuclear, con viviendas y otras edificaciones destinadas a acoger a los trabajadores de la central. En cambio, no terminaron de construirse los tres reactores restantes.

En 1986, el mundo se hizo eco de una gran explosión en la central nuclear de Chernóbil. Este accidente destapó las debilidades del programa nuclear soviético y creó una gran preocupación en todo el mundo.

Según declaró para la BBC Jonathan Benjamin Alvarado, autor del libro El poder de la gente. La energía y el programa nuclear cubano, era la primera vez que los soviéticos intentaban construir una central nuclear fuera de la Unión Soviética y no fueron capaces de comprender que las circunstancias de Cuba lo hacían mucho más complicado.

Cuba no contaba con la capacidad financiera como para llevar a cabo un proyecto como el de Juraguá, y esto pudo comprobarse en 1989. En este año, la Unión Soviética se desmoronó y dejó de financiar el proyecto cubano. La isla quedó sumida en una etapa llamada el Periodo Especial, marcada por la escasez, que persiste y se agrava hoy en día.

A pesar de que Fidel Castro buscó nuevos socios internacionales. En 1992, finalmente, se anunció que la construcción de la Central Nuclear iba a detenerse. El escándalo fue que esto ocurrió después de haber invertido más de mil millones de dólares… el enésimo fracaso de un gobernante que prometió mucho y no cumplió nunca su palabra.

(Tomado de La voz del muro).