Isla de Pinos en el Recuerdo…….

9

Isla de Pinos en el Recuerdo…….. esta foto cumplió recientemente un siglo y 17 años de haberse tomado y en ella se ven dos barcos uno de ellos es el ” S.S, JOHN J. CAMPBELL “” , en el Dia de la Independencia de los Estados Unidos trasladando hacía el territorio pineros nuevos colonos norteamericanos. Periodicos de la epoca lo llamaron el nuevo Mayflower de Isla de Pinos, recordando los primeros pelegrinos que llegaron a EUA de Inglaterra en el barco con ese nombre. Estaba construido de madera, con grandes ruedas a los costados que servían de élices impulsores. Este barco me recordaba los libros de que lei siendo joven de Mark Twain, Las Aventuras Tom Sawyer y las Aventuras de Huckleberry Finn y sus andanzas en el Rio Missisipi pues asi eran los barcos en ese entonces. Se mantuvo funcionando hasta el 1910 casualmente en el año que moria Mark Twain. Vendía dos categorías de pasajes, el de 3ra. que no incluía comida a $5.00 y el de primera clase a $ 7.60 que incluía comida. Segun mi amigo Bill Miller con el cual aun mantengo correspondencia y que vivio en La Isla hasta 1962 en su casa situada en Santa Ana, (Para los mas curiosos aun quedan el piso y la chimenea de esta casa en la misma interseccion de la Carretera hacia Siguanea y el Camino 29. Este barco fue enviado por la señora Molly Campbell Miller, su abuela . Su abuelo el capitán John Adam Miller estableció el transporte regular entre la Isla de Pinos y Batabano, la oficina de esta Cia. Se encontraba en lo que es hoy la Galeria Martha Machado, antigua “Esquina del ahorro” la tienda del Sr. Aguirre. El barco fue nombrado asi en honor a uno de los hermanos de la señora Miller. Su abuelo trajo el S.S.JOHN J. CAMPBELL a la Isla de los Pinos, desde los Grandes Lagos. Nació en Michigan, pero amaba la Isla y vivió allí hasta su muerte en 1932, En la foto el John Campbell y el Cristobal Colon anclados en el Rio Las Casa. La casa de madera de dos pisos que ve a la izquierda era la Aduana en ese momento donde hoy esta el Edificio de la Terminal El Viajero, o Terminal de los Kometas como popularmente se le sigue llamando aunque ya no queda ninguno de los famosos hidrodeslizadores.