Hablar de Panchito es agradable, casi siempre se le recuerda como el joven de 20

3

Hablar de Panchito es agradable, casi siempre se le recuerda como el joven de 20 años que callo en San Pedro al lado de Maceo y más nada.

La tarde del 11 de marzo de 1876 la finca La Reforma vio nacer a Francisco Gómez Toro 4to hijo de Gómez y Bernarda (Manana). Tuvo la suerte de contar con 3 grandes influencias que lo formaron, su padre Máximo Gómez apoyado por esa persona que fue su mamá Manana, la segunda el general Maceo cuyas relaciones con Gómez por la hermandad de las armas, a pesar de sus diferencias personales le hicieron casi convivir como familia en Jamaica, Honduras y por ultimo Nueva Orleans donde convivieron la familia Maceo compuesta por Antonio y su esposa María Cabrales y la familia Gómez compuesta por el Generalísimo, su esposa Manana y sus hijos en dicha casa compartieron los generales la renta de la misma de 30$ entre los 2 eso por el año 1884, y la tercera y última al lado de Martí. Antes de conocerlo Panchito escuchaba en los comentario de su familia que a Martí no le interesaban zapatos, ni ropa y que no tocaba los fondos de la guerra, solo lo estrictamente necesario y que él llegaba a la exageración en la sencillez, poco lujo y mucho sacrificio. Tanto fue el impacto de él que Panchito imitaba casi todo de Martí, los rasgos de la letra, la vestimenta y corbatas negras hasta que Cuba fuera libre, su comportamiento, la austeridad en no tocar los fondos de la revolución aunque pasara hambre. Y no solo el quedo impactado, el mismo Martí también al pedirle a su padre personalmente en New York el 8 de abril de 1894 que se lo deje como secretario, ayudante, consejero y hombre de confianza. Al respecto escribe Gómez en su diario…Martí me pide que le deje a mi hijo accedo a ello, pues veo que le puede ser útil…
Durante el tiempo de 4 meses que estuvo al lado de Martí realizaron un viaje por USA y Centro América en busca del apoyo del exilio y la recaudación de fondos para la revolución. Y todo ello obedecía a la estrategia acordada de Gómez con Martí que todo cubano que escuchara o viera al hijo de Gómez con Martí comprendería que las viejas diferencias entre ellos dos estaban saldadas.
Martí al respecto escribió…todos lo celebran y envidian a tal hijo. El sobresale por su discreción y su ternura. Su orgullo es obrar bien y pronto y tan bien como el que más, sino mejor que todos…esta hecho a la ejecución, la responsabilidad y el método. Hay genio en el niño. No hace amigos solo con el alma de su padre que ahora es, sino por si, por su reserva decorosa, por su simpatía con los humildes, por el ajuste en su edad casi increíble, del pensamiento solido a las palabras precisas y cargadas de sentido. A mi llena el corazón porque es como si me hubieran devuelto al hijo que he perdido…
Fue muy buen estudiante a pesar que tuvo muy poco tiempo para estudiar, nunca tuvo suspensos, sabía técnica comercial, inglés, francés y tuvo noción de derecho.
CAIDA EN COMBATE:
Maceo acoge a Panchito como un hijo y lo mantiene cerca, sabe que al incorporarlo a su tropa contrae un gran compromiso con Gómez. El 7 de diciembre lluvioso y gris Panchito de encontraba herido y relevado de servicio militar, tenía un brazo vendado. Todo parecía tranquilo pero había una información de que una tropa estaba cerca, Maceo ordena exploración que se hizo pero sin extenderla hasta por la noche como era de costumbre cerca de las 11:30 am se detiene porque la columna española se dirigía al norte. Lo que no sabían los cubanos era que el jefe español Francisco Cirujeda con 24 guerrilleros montados a caballos y 365 infantes iba hacia ellos directamente. El combate empezó sobre las 3 pm a 3:10 pm el campamento mambí fue penetrado por una sola punta. Cuando se oyeron los primeros disparos Maceo estaba en su hamaca. Tuvo que calzarse y amarrase los cordones, después se puso las espuelas, el cinto con el revolver el machete y ensillo su caballo personalmente y al montar arenga a su tropa con esta frase “muchachos vamos a la carga que les voy a enseñar a dar machete” Después de un galope moderado recorrió unos 600 metros hasta donde estaba el oficial Juan Delgado que había empujado una parte de la guerrilla española. El Titán comprendía el peligro que se avecinaba y avanza hasta un guayabal para ir por la retaguardia del enemigo. Pero en su camino se encuentra con la fatídica cerca de alambre que cubría la maleza y no se veía. Maceo con sus hombres se bajan y tratan de derribarla a machetazo “esto va bien” comenta Maceo y en unos segundos cae Maceo al ser alcanzado por dos disparos: uno en el torso, no grave, y otro que luego de quebrarle la mandíbula le penetró en el cráneo. Los españoles se dan cuenta que algo pasa a lo lejos y se dirigen al lugar y afilan la puntería hay muertos y heridos entre ellos Panchito que acude desarmado y a pie y con un brazo herido días antes y grita “donde está el general….quiero morir con el…el joven se acerca al cadáver de Maceo y hace como para cargarlo pero lamentablemente una bala le atraviesa una pierna y la otra el pecho y cae sobre el cuerpo de Maceo, y ahí se queda cuando todos se van y abandonan al Titán y posteriormente a Panchito aún con vida. Allí tendido el escribe: me hirieron en 2 partes y por no caer en manos de enemigo me suicido. Lo hago con mucho gusto por la honra de Cuba. Adiós seres queridos los amare mucho en la otra vida como en esta…
Después de terminado el combate el soldado Santana Torres y el asistente del comandante español Cirujeda vieron un caballo con montura y se dispusieron a recogerlo cuando de camino se encuentran 2 cuerpos uno blanco joven y otro mulato de más edad. Al llegar el más joven le dice: si eres buen español, no me mates y si eres de los míos, recógeme….entonces Santana Torres le dice: Si soy buen español ya lo veras…y de un machetazo en la cabeza remato al joven de tan solo 20 años de edad.
Después de esto los asesinos sin saber de quienes se trataban saquearon los cuerpos llevándose todo lo de valor que pudieron encontrar llevándose consigo 2 relojes, 1 vaso de plata, 1 sortija (que decía Antonio y María), 40 dólares, 1 capa de agua, 1 revolver con el cabo de marfil y un machete. Y allí quedaron tirado en tierra de nadie Maceo y Panchito cuando inexplicablemente no los quisieron ir a buscar pues lo creían en poder del enemigo.
Con genio y con ira el coronel Juan Delgado de 28 años pregunto: …dígame coronel Sartorio usted que es el de mayor experiencia que hacemos?….ya los generales se han ido – le respondió – nuestra responsabilidad ha cesado…el coronel Juan Delgado, grito machete en mano porque por su mente paso la imagen de la deshonra y el deshonor de dejar que el cuerpo del Titán cayera en las manos del enemigo y lo exhibieran como trofeo de guerra
No, yo no permitiré la deshonra del Ejercito Libertador, es una vergüenza que los españoles se lleven el cadáver del General Maceo, el que se sienta cubano, el que sea patriota, el que tenga vergüenza que me siga” solo 18 mambises se sintieron cubanos en ese momento pasadas las 9 PM de ese mismo día y en medio de un gran silencio Juan Delgado con sus hombres llevo los cadáveres hacia la finca La Dificultad en la loma del Cacahual donde vivía su tía materna Candelaria esposa de Pedro Pérez a quien entrego los cuerpos y Pedro Pérez junto a sus 4 hijos escogió un lugar de la finca para sepultar los cuerpos, al amanecer del día 8 de diciembre fueron enterrado Panchito y Maceo en la misma finca. Y no se permitió a ninguno de los generales de Maceo presenciar el enterramiento y en la misma tumba los campesinos juraron morir antes de revelar el secreto y así permaneció escondida la tumba de los 2 patriotas por 3 años hasta septiembre de 1899 que fueron exhumados los restos mortales. Ocho campesinos participaron en la exhumación y a la vanguardia estaba Pedro Pérez y sus hijos. Luego los restos fueron trasladados el bohío de Pedro donde fue izada la bandera y allí, en capilla improvisada se velaron los restos de Maceo y Gómez.

Fue compartido por: Leonardo Dayron Perez Cutiño