Foto del 1900 que me inspira al relato de breve historia en Cuba Esta foto del

6

Foto del 1900 que me inspira al relato de breve historia en Cuba

Esta foto del 1900 nos muestra en la esquina del Mercado Tacón o Plaza del Vapor un comercio que vendía la Leche Condensada Borden, de procedencia norteamericana.

Una breve historia: En el siglo XIX eran comunes las intoxicaciones alimentarias debido al consumo de leche, a causa de la contaminación durante el proceso de ordeñamiento y de los primitivos medios de conservación.

El científico francés Nicolás Appert realizó un experimento en 1822 evaporando el agua de la leche al baño maría y siete años después mejoró su procedimiento haciéndolo al vacío. Años más tarde, en 1835, el inglés William Newton consiguió preservar la leche calentándola a menor temperatura que la requerida por la esterilización y agregándole azúcar, que hacía la función de conservante. Finalmente fue Gail Borden quien la patentó en 1856, fundando la New York Condensed Milk Company al año siguiente.

Desde finales del siglo XIX Cuba importó toda la leche condensada que consumía hasta el año 1930, cuando inauguró la primera fábrica propiedad de la Compañía Nacional de alimentos. Luego crecerían las fábricas hasta el número de cuatro, operadas por tres compañías, todas de capital cubano, hasta que en 1941, se producía una cantidad que excedía las necesidades del consumo doméstico. En menos de una década, Cuba pasaría de importador a exportador de leche condensada, con sus leches condensadas Nela (1929, Sancti Spiritu) y Guarina (1929, Camaguey) con calidad a la altura de las mejores del mundo.

Publicado por Patricia Isabel Corona Rodríguez
Publicación de Angel Gutierrez Fernandez