HomeTodoESTATUA LA MADRE DEL EMIGRANTE: homenaje a una figura emblemática universal, cuy

ESTATUA LA MADRE DEL EMIGRANTE: homenaje a una figura emblemática universal, cuy

ESTATUA LA MADRE DEL EMIGRANTE: homenaje a una figura emblemática universal, cuyo sufrimiento por la pérdida de sus hijos por esta causa, es un mal que ronda la humanidad.

La migración -a escala internacional- es un fenómeno universal, cuyas causas generales -según la Demografía- son económicas y políticas, aunque para algunos una cosa está relacionada con la otra. Lo cierto que es una de las tres variables demográficas que influyen en el tamaño y la estructura de las poblaciones y, que en alguna de ellas marca o marcará el envejecimiento galopante al que asistimos en el planeta…

En torno a las migraciones internacionales se ha investigado en demasía y dado su significado, se han construido varios monumentos en honor a los emigrantes. Sin embargo, la repercusión negativa o positiva de la migración no solo se da en el país de llegada y en el emigrado, también discurre en el país emisor, donde quedan tus raíces y dejas varias personas significativas, entre ellas, las artífices de nuestra existencia: LA MADRE, ese ser, cuyo amor inconmensurable nos cubre bajo su manto, desde el mismo instante que producto de su amor, fuimos engendrados, hasta más allá de nuestra desaparición física -si es que fallecemos antes que ella-.

Por ello, una de las estatuas más famosas que hoy se conoce es la realizada a la MADRE DEL EMIGRANTE, por Ramón Muriedas Mazorra.

"…La madre del emigrante, también conocida popularmente como La lloca'l Rinconín o la muyerona (del asturiano "La loca del Rinconín" y "La mujerona"), es una escultura de Ramón Muriedas Mazorra ubicada en Somió, en el paseo marítimo de Gijón, en homenaje a la emigración asturiana por el mundo y primera obra escultórica de lenguaje moderno ubicada en la ciudad atlántica…"

Esculpida en bronce representa a una mujer, de pelo crespo y vestido pegado al cuerpo por el viento, con la mano extendida, en un adiós, y la mirada hacia el mar, lugar por el cual desaparecieron sus hijos, esperando su regreso mientras sufre expuesta a los elementos del Mar Cantábrico. Se inauguró el 18 de septiembre de 1970 en el marco del V Congreso Mundial de Sociedades Asturianas. Se preparó un pedestal sencillo en el Rinconín, pensado originalmente como emplazamiento temporal, con una inscripción también sencilla:

En 1976, un explosivo dañó la parte inferior de la estructura, que fue pintada tan solo para cubrir el daño. El monumento, ya afectado por la explosión, quedó inclinado luego de un fuerte temporal que azotó las costas de Asturias y Cantabria, dejando a la figura en una penosa situación. Ninguna reparación fue preparada hasta que un ciudadano pidió al Ayuntamiento que le vendiera la estructura, tras lo cual se decide repararla. El encargado de realizar la reparación sería Francisco González Macías, quien reconstruyó los pies de la figura y la dotó de una mayor estabilidad a través de ejes mayores y una base para asegurar su sujeción. Tras la reparación el monumento quedaría relegado a un almacén y no sería emplazado de nuevo en el Rinconín hasta la elección del primer gobierno democrático de la ciudad a principios de los 80. Finalmente entre 1995 y 1996 se reemplazó su pedestal y se la ubicó en una pequeña plazoleta levemente elevada a la que se accede a través de una pequeña escalinata. La inscripción del pedestal fue sustituida por el poema Al son del agua del poeta gijonés Alfonso Camín.

En lo personal, durante mis indagaciones profesionales, palpé muy de cerca el dolor de madres ancianas por la salida de sus hijos, de quiénes más que su ayuda económica, anhelaban su afecto y cariño y, pude entender lo que significa un hijo para una madre, cuyas energías menguadas por el tiempo, reclamaban su compañía, con independencia del mayor o menor bienestar económico que este pudiera proveerle… Por ello, es algo en lo que se debe meditar profundamente en la actualidad… Más desgarradora aún, eran las escenas protagonizadas por madres que, lamentablemente, habían perdido hijos en el intento migratorio, ello resulta inenarrable. Por ello, todo monumento dedicado a la madre del emigrante, considero, que es insuficiente para el dolor gigantesco que las invade ante semejante hecho…

iiiGLORIA INFINITA A LAS MADRES DE LOS EMIGRANTES!!!

Most Popular