Éramos pocos y parió Catana. Hasta hace un tiempo atrás uno de los personajes

22

Éramos pocos y parió Catana.
Hasta hace un tiempo atrás uno de los personajes más cotidianos en el habla popular del cubano era Catana, cuyo parto se invocaba con bastante frecuencia, ¡Al fin, parió Catana! Este dicho es bastante antiguo y según dicen llegó de España, país donde las Catalinas devenían en Catana por la familiaridad en el trato.

Sin embargo más nada se sabe de este personaje que fue tan común entre los cubanos cuando se referían al logro de algo muy deseado, pero cuyo camino para lograrlo estuvo acompañado de una dilatada zozobra o del famoso burocratismo, ahí es cuando se decía: – ¡Al fin, parió Catana! pero con el tiempo esta frase se fue perdiendo y hoy en día prácticamente no se usa a no ser entre nuestros abuelos.

Todo parece indicar que para la zona oriental de Cuba Catana también fue protagonista de otra frase que todavía conserva algo de vigencia, es parecida pero no significa lo mismo y es cuando decimos: -¡Éramos pocos y parió Catana! Esta es una forma jaranera de decir que llegaron más personas a un lugar pero justamente en el momento menos indicado.

Fuente: https://hablandocubano.blogspot.com/…/eramos-pocos-y-pario-…