El marabú: el oro espinoso cubano.

1

El marabú: el oro espinoso cubano.

Cuenta una leyenda que una dama fue quien introdujo el marabú en Cuba, una que nació en la ciudad de Camagüey allá por la segunda mitad del siglo XIX. Según la historia, Doña María Monserrat Canalejos, esposa del patricio Gaspar Betancourt Cisneros, trajo desde la urbe italiana de Milán varias posturas de la Tamarix gallica, cuyas flores semejan las plumas de la cola del ave africana conocida por marabú.

Doña María sembró la planta en los terrenos de su finca La Bola, al sur de la población y por las márgenes del río Tínima. Esta se propagó rápidamente a otros patios, jardines y parques lugareños. La tamarix, a la que comúnmente se le nombra solo marabú o taray, tiene en realidad cierto parecido con el espinoso marabú africano, pero su aspecto es el de un ciprés con sus flores como penacho color rosado y amarillo. Ese parecido fue quien trajo la histórica e injusta confusión.

En realidad ni en Italia ni en parte alguna de Europa se reproduce nuestro marabú; además, ya para aquella fecha del 1800, el azote espinoso se multiplicaba por el centro del país, especialmente hacia Las Villas y Sancti Spíritus.

Según los investigadores, ese otro marabú se introdujo en Cuba a bordo de los barcos negreros procedentes del África, cuya tripulación traía ganado a bordo para su alimentación, ganado que en las costas africanas se alimentaba de esa planta. Al limpiar aquellos barcos en nuestras costas las semillas cayeron al mar, de donde las aves o las mareas las trajeron tierra adentro. También el movimiento del ganado transportado de una a otra hacienda sin medidas de precaución ayudó a diseminar la planta persistente, fuerte y casi indestructible, que hoy constituye una amenaza para la agricultura cubana.

Doña María Monserrat pasó pues a la posterioridad no solo por ser la esposa del magnífico Lugareño o por sus deseos de embellecer nuestra ciudad regalando posturas de la exótica tamarix, sino por aquella leyenda de marabuzales con la que en realidad nada tiene que ver.

A propósito, descendientes de aquella Tamariz traídas desde Italia y sembrada en 1866 existen aún en el Casino Campestre de la ciudad de los tinajones.

Una amenaza utilizable

Se estima que en Cuba alrededor de un millón de hectáreas cuente con algún tipo de infestación de marabú, la mayoría de ellas en ecosistemas agropecuarios, pero que han comenzado a desplazar especies autóctonas, incluso en áreas protegidas, como ocurre, por ejemplo, en el Refugio de Fauna Monte Cabaniguán-Ojo de Agua, en el golfo de Guacanayabo, donde la presencia de este arbusto ha influido en la amenaza de extinción de aves como el carpintero churroso y el catey.

Se estima que un 20 % de la superficie cultivable de Cuba esté cubierta de marabú. Su rápida propagación se debe a sus características genéticas, que la hacen muy resistente a las condiciones climáticas y de suelos del país. A ello se suman las malas prácticas en su manejo, sobre todo en la actividad agropecuaria.

Aprendiendo a convivir con el marabú los cubanos le han encontrado disímiles aplicaciones. Lo mismo se utiliza en la artesanía que se aprovecha su madera, dura y resistente, para elaborar muebles, o sus fibras para fabricar tableros prensados, hormigones ligeros y papel.

Pero sin lugar a dudas su uso más extendido es con fines energéticos. La leña del marabú es de fácil combustión, produce una braza duradera y tiene un poder calórico de 4 654 kilocalorías por kilogramo. De hecho, en la actualidad el carbón de marabú se ha convertido en uno de los principales rubros exportables de la isla, que envía, fundamentalmente a Europa y América del Sur, más de 80 000 toneladas, cada una de ellas valorada en alrededor de 270 a 300 dólares.

De tal forma que esas grandes extensiones de marabú que se aprecian a ambos lados de las carreteras cubanas, y que hacían muy tedioso el paisaje o provocaban la preocupación por su extensión como plaga, hoy comienzan a ser vistas desde un nuevo enfoque, como si se tratara de yacimientos, aún por explotar, del oro espinoso cubano.

Por Gislania Bofill abril 4, 2019

Leer enlace. 🚨 https://www.reportero24.com/2017/01/07/cuba-exportara-marabu-a-los-eeuu/