HomeTodoEl Jardín “El Fenix” Foto tomada en el 1910 de la florería...

El Jardín “El Fenix” Foto tomada en el 1910 de la florería más antigua y famos – Nostalgia Cuba

El Jardín “El Fenix”

Foto tomada en el 1910 de la florería más antigua y famosa de la Habana, fundada en 1830.

Fue construida en la calle Carlos III, No. 754

Su edificación era una especie de palacete renacentista, con una hermosa cúpula, rodeada de bellos jardines y palmas reales.

El Fenix fue famoso por que allí se creó la Flor de Catalina Lasa, a pedido de su esposo Juan Pedro Baró, parte de una antigua leyenda de amor cubana. Ambos yacen en uno de los panteones más famosos y visitados del Cementerio Colón.

Otra curiosidad histórica es que la señora Juana Martín de Martín, quien fuera la propietaria del Jardín El Fénix, fue enterrada en la Tumba del Dominó, otro de los panteones más originales de dicha necrópolis.

El Fénix era la florería más antigua de La Habana, que según sus anuncios comerciales fue fundada en 1830. Ya en 1890 se inscribía bajo la razón social de Carballo y Martín, siendo su propietario principal Antonio Martín Martín. Según datos recopilados siempre hubo un Martín al frente de la empresa hasta su nacionalización, siendo sus propietarios en 1959 Hilda y Antonio Martín.

El Jardín El Fénix, por su ubicación, fue muy famoso en La Habana desde finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX. En esos años el lugar era magnífico para este tipo de negocio pues el Paseo de Carlos III era la ruta principal por la cual los habitantes de la ciudad llegaban al Cementerio de Colón, por lo que aprovechaban para comprar flores. Este establecimiento además tenía a la venta adornos florales: jarras, bouquet, ramos, coronas, etc. También en sus predios en algún momento de su historia, se creó una escuela de floricultura, que fuera apadrinada por ese hombre de selecto gusto nombrado Germán Pinelli.

En el 1937 , se inauguró en la floristería otro edificación estilo Art Deco lleno de adornos con motivos florales y de naturaleza, fue construido por el Arquitecto Luis V. Betancourt. Puede que el palacete original fuera dañado por el potente huracán que azotó La Habana en 1926, y sus propietarios decidieran renovar su arquitectura con el revolucionario estilo moderno que ya se estaba adueñando de la Habana.



Most Popular