Home Todo EJEMPLO DE SUPERACIÓN EN UN PAÍS LIBRE! Esta es la historia del millonario...

EJEMPLO DE SUPERACIÓN EN UN PAÍS LIBRE! Esta es la historia del millonario colec

EJEMPLO DE SUPERACIÓN EN UN PAÍS LIBRE!
Esta es la historia del millonario coleccionista de autos que empezó como cajero en un supermercado. El iraní Manny Khoshbin llegó a los Estados Unidos sin nada. Hoy cuenta con una colección valuada en US$ 30 millones.

Manny Khoshbin es dueño de una de las colecciones de autos deportivos más importantes del mundo, y también protagonista de una de las historias de superación dignas de ser contadas.

Vive en California, Estados Unidos, y su nombre decanta que es uno de los tantos inmigrantes que llegó al país del norte buscando cumplir el sueño americano.

Y vaya si lo logró. Actualmente su garage alberga algunos de los deportivos más exclusivos del mundo, en una colección valuada en 30 millones de dólares. Entre otros modelos, se destacan tres versiones especiales de Bugatti (dos Veyron y un Chiron) y una de Pagani diseñadas por Hermés, cinco Mercedes-Benz SLR, y varios McLaren y Rolls-Royce, entre otros.

En su moderno garage, Khoshbin guarda tres Bugatti (Veyron y Chiron) y varios Rolls-Royce.

Khoshbin es uno de los empresarios inmobiliarios con mayor renombre en California. Pero no siempre fue un hombre rico; al contrario, empezó desde abajo.

Llegó a los Estados Unidos a los 14 años, cuando su familia decidió abandonar Irán para buscar suerte en tierras occidentales. No fue nada fácil. Sin recursos económicos y sin saber una palabra en inglés, la familia debió vivir en una furgoneta antes de poderse mudar a una vivienda de alquiler.

Como muchos otro coterráneos Manny Khoshbin comenzó a trabajar de cajero en un supermercado. Un trabajo era valorado como el oro, aunque el contexto no era el mejor. Las tensiones diplomáticas entre Irán y Estados Unidos estaban a la orden del día, y el joven inmigrante no se libraba de recibir insultos de los clientes por su origen.

La colección de autos deportivos de Manny Khoshbin incluye varios modelos de la exquisita marca francesa Bugatti. Foto Facebook Manny Khoshbin

Pese a todo, Manny resistió. Y con apenas 17 años, y ganando 3,15 dólares por hora, consiguió hacer realidad uno de sus sueños: comprarse su primer auto. Fue un Honda Accord de 1983, por el que pagó 5.000 dólares en una subasta.

A partir de ahí la historia comenzó a acomodarse. Cambió su condición de empleado en relación de dependencia por la de cuentapropista; primero vendiendo neumáticos y llantas, y luego frutos secos y dulces a pequeños comercios.

Un volantazo de la suerte complicaría su situación cuando una notificación de la Oficina de Salud lo obligó a dejar su actividad. Aunque en 1991 volvió a tocar fondo cuando una fallida inversión en una estación de servicio ocasionó que perdiera todos sus ahorros.

Con más experiencia, el dominio de la lengua y mayores contactos, Khoshbin se reinventó en los años 90 en el rubro de bienes raíces, donde pudo comprar sus primeros autos importantes: un Mercedes-Benz 300E sedán y un Nissan 300ZX de 1990.

Manny Khoshbin cuenta con una de las 77 unidades que se reeditaron del Porsche 935. Cuesta más de 700 mil euros.

Su evolución en el negocio le permitió potenciar su pasión por los autos. Khoshbin fue invirtiendo en su colección, que incluía desde un Porsche Boxster 2000 hasta un Koenigsegg Agera RS que terminó vendiendo por 4,1 millones de dólares.

Según el coleccionista, no hay otro vehículo como el Mercedes-Benz SLR McLaren. Tal es así que cuenta con cinco modelos combinados en carrocerías cupé y roadster. Además, en su lujoso estudio posee otras joyas como un Koenigsegg Agera RS Phoenix de fibra de carbono revestido en oro de 24 kilates, un McLaren P1 con motor V8 biturbo de 3.8 litros y 903 CV y un Bugatti Veyron Rembrandt.

Khoshbin tiene hoy más de 800.000 seguidores en las redes sociales y le gusta explicar a los jóvenes que no deben rendirse nunca. Habla por experiencia propia porque después de cada fracaso consiguió levantarse hasta fundar en 2004 su propia empresa, The Khoshbin Company, dedicada a la compra y venta de propiedades, cuyo valor en el mercado es de 600 millones de dólares.

Exit mobile version