DESAGRAVIO DEL BARRIO DE COLÓN. A pesar de su grado de destrucción actual, si u

47

DESAGRAVIO DEL BARRIO DE COLÓN.

A pesar de su grado de destrucción actual, si una barriada de La Habana está llamada a renacer de sus cenizas, es el barrio de Colón. Limítrofe con el mar y con el Casco HIstórico, es una especie de beso entre la historia y el romance, entre lo coqueto y lo dulce, entre la tradición y la novedad. Caminar sus calles -pues casi nadie camina por sus aceras, por miedo a que se desplome algun balcón- puede ser, y es de hecho, un recorrido por la mejor parte de la historia de La Habana antigua…y por la peor parte de la historia de las miserias humanas.

Es uno de los primeros barrios extramuros que se desarrollaron en La Habana, algo despues de su vecino Jesús Maria, en el cual, segun la tradicion, despues de las 9 pm, en que cerraban las murallas de La Habana, el que lo cogiera la noche en el, debia encomendarse a "Jesus, Maria y Jose".

Conocido por su reputacion como barrio "de tolerancia", pocos recuerdan que dentro del mismo coexistian el oro y el barro, posiblemente con contrastes mas pronunciados que en ningun otro barrio de Cuba.

Es una de las barriadas extramuros mas pequeñas de La Habana, con solo 0.5 km cuadrados hasta su lïmite con la calle Reina. En sus inicios era, al igual que Los Sitios, una barriada de pequeñas estancias de cultivos, y su desarrollo urbano fue posterior al de Jesus Maria, mas céntrico en aquel entonces al estar mas cerca de las instalaciones portuarias. Sus límites actuales son el mar y la calle Reina, y las calles Prado y Galiano por sus lados. Antiguamente su limite no era Prado, sino la calle Monserrate, pero como esa parte forma parte hoy dia del municipio Habana Vieja, le ha sido segregada en la actual division politica-administrativa. Pero dejo constancia de lo mismo, para mejor comprensión de la barriada.

Los inicios de su urbanización se remontan a las fechas subsiguientes al cese de la ocupacion inglesa de La Habana en 1763, en que el gobierno colonial espanol construyó numerosos barracones para alojar las numerosas tropas que a partir de esa fecha dispusiera en La Habana para reforzar la plaza. Estos se encontraban fundamentalmente en las actuales calles de Prado, Consulado, Industrias, Refugio, Colon, Trocadero y Animas, por su cercania a la fortaleza de La Punta. Y por ese nombre fue primeramente conocido, "Barrio de los Barracones", hasta los años entre el 1832 y 1836, en que estos sufrieron sucesivos incendios hasta la desaparicion del ultimo de ellos, en 1836, que estaba situado en la actual esquina de Prado y Animas.

La Habana vio nacer en el barrio de Colón los que fueron durante muchos años sus mayores mercados: en el año 1817, la Plaza o Mercado de Vapor, que se encontraba en el sitio que ocupa el actual Parque del Curita, y reconstruida en el 1836 en lo que se llamó desde entonces y hasta 1920 el Mercado de Tacón. Y el Mercado de Colón, o del Polvorín, construido en 1882 en los terrenos que hoy ocupa el Museo Nacional de Bellas Artes, y donde antes existían instalaciones militares conocidas como El Polvorín de Colón, que dieran nombre al barrio.

A partir de la construcción de la nueva Real Carcel de La Habana en 1834, en los terrenos que ocupa el actual Parque de los Enamorados, frente a La Punta, ese nombre se le empezó a dar a la barriada: Barrio de la Carcel. En este barrio residió nuestro Jose Marti en varias fechas comprobadas entre 1859 y 1879:

– 1859: Industria # 32.
– 1868: Refugio # 11.
– 1869: Industria # 122 esquina a San Jose.
– 1869: San Rafael # 56.

Ya a fines del siglo XIX se abren en la actual calle Galiano las mas grandes tiendas que existian en La Habana de entonces. Esta calle, que aun sigue siendo una de las principales arteiras comerciales de La Habana, anteriormente estaba bordeada de arboles, pero estos fueron eliminados en 1888, con el objetivo de ampliarla. Tambien puede decirse que fue uno de los primeros barrios en experimentar el auge en las manufacturas, y asi surgieron en el mismo algunas de las mas grandes fabricas de tabacos de Cuba, entre ellas "Partagas", en la calle Industria, y "Por Larrañaga" (Prado), "La Corona", y otras.

Ya en la segunda mitad del siglo XIX, el movimiento y centro de la ciudad no estaba ni mucho menos en el Casco Historico, aunque en el permanecían las principales instalaciones de gobierno. Pero ya desde entonces el mayor desenvolvimiento social de La Habana giraba en lo que posteriormente seria el Paseo del Prado. El Prado, que es en su mayor parte la principal arteria del barrio de Colón, vio nacer los mayores hoteles de La Habana en el siglo XIX: el Inglaterra, el Hotel Telegrafo y el Hotel Pasaje, por su cercania con el mar por una parte, y con la Estacion Ferrocarril de Villanueva por la otra, pero a la vez lo suficientemente cerca del casco antiguo para acceder facilmente a las oficinas gubernamentales. Tambien se encontraba en los limites entre el barrio de Colon y el de Jesús María el principal poligono militar de la ciudad, el Campo de Marte, actualmente Parque de la Fraternidad.

Pero el verdadero esplendor del Barrio de Colon, que no lo experimentó ningun otro barrio de Centro Habana, vino con el siglo XX y la Republica, en que vió la aparición en el mismo de las mayores tiendas por departamentos que se conocieran en Cuba: El Encanto, Fin de Siglo, La Epoca, Roseland, etc. Pero en particular de una que se considera precursora de todas las tiendas tipo "mall" del mundo: la Manzana de Gomez….Fue asimismo el barrio de las mejores joyerias de Cuba: Cuervo y Sobrinos, Le Trianon, Johnson… Y de multitud de las mejores tiendas de Cuba en sus respectivas categorias: peleterias, sastrerias, ferreterias, bancos, etc….Las calles San Rafael, Neptuno y Galiano sustituyeron por amplio margen las funciones que en otro momento desempeñara la calle Obispo como la principal arteria comercial de La Habana del siglo XIX.

Las calles Neptuno, San Rafael, San Miguel, Galiano, eran desde entonces un arbol de Navidad permanente por la intensa iluminacion que proporcionaban infinidad de luces de neón anunciando tiendas de ensueños con vidrieras llenas de los mas variados articulos de la última moda de Paris y New York. San Rafael en particular fue realzada a costa de los comerciantes con sus aceras de granito policolor, y sus vidrieras hermanadas lado a lado, de manera que era una continua vidriera en toda su longitud desde el mismisimo Prado hasta llegar a la calle Galiano, mientras que Neptuno era una luminaria corrida hasta Belascoain, ya en el barrio de San Leopoldo.

En las calles del barrio de Colón encontró su sitio e hizo historia una de las tiendas mas importantes y sui-generis de La Habana: El Arte, en cuyo ático pintó con desigual exito, pero con una produccion extraordinaria y muchas veces con verdaderas obras maestras, el pintor español nacionalizado cubano Juan Gil Garcia. No hubo en La Habana casa cubana de clase media que no decorara su casa con un bodegon de Gil Garcia, y no pocas de las familias mas adineradas le encargaron paisajes de gran formato, que salian del ático de "El Arte", en cantidades de a veces 2 y 3 diarios.

Tambien el barrio de Colón vió surgir en sus predios las mas fantasticas mansiones que conociera La Habana hasta la fecha, e incluso de algunas puede decirse que de las mas magnificas mansiones que conociera, no La Habana, sino toda Cuba en toda su historia, y esto, tanto de particulares como de sociedades. Entre las mansiones de particulares: la del Presidente Jose Miguel Gomez (1909- 1913), en Prado y Trocadero; de la familia de Martha Abreu, en Prado y Refugio, que fuera la residencia de Catalina Laza en su primer matrimonio; el Palacio Velasco-Sarra, actual Embajada de España, que no tiene parangón con otra alguna en Cuba; y muchas otras. Entre las edificaciones publicas: el Palacio Presidencial (Refugio # 1, 1920); el Casino Español de La Habana (Prado y Animas, 1912); el Centro Gallego (1914) y la mas maginifica obra publica de Cuba: el Capitolio Nacional, de 1929, con una cupula impresionante, de 91.73 metros, solo superada en America por el Capitolio de Washington, y la Estatua de la Republica bajo la misma, la 3ra mas grande del mundo bajo techo.

El barrio de Colón era, hasta la aparicion de La Rampa y el Vedado con sus clubes, el eje de la vida nocturna, alegre y desordenada de La Habana. Son antológicos sus teatros Alhambra, Musical, Gran Teatro de La Habana, etc…sin contar multitud de bares y centros nocturnos de la mas diversa indole abiertos a cualquier hora del dia y la noche. Era tal vez el barrio con mas densidad de hoteles en sus escasos 500 000 metros cuadrados de superficie. Algunos de ellos, de los mas emblematicos de Cuba, como los ya mencionados Inglaterra, Telegrafo y Pasaje, y tambien muchisimos otros que aun se conservan y otros desaparecidos. Entre ellos: Sevilla, Plaza, Parque Central, Saratoga, New York, Deauville, Miramar (Prado Y Malecon), Gran Hotel (Tte Rey y Zulueta, demolido en los 80's) por solo mencionar los mas grandes y conocidos. Pero tambien existian una pleyade de pequeños hoteles, hotelitos "de barrio", muchos de los cuales sucumbieron a la crisis de la decada del 30, mientras otros sobrevivieron hasta que en su mayoria fueron "asesinados" despues de 1959, como son: Lido (en la calle Consulado, que aun existe), Lincoln (en Galiano, que tambien existe) , Central (Consulado y San Rafael), Caribbean (en Prado, aun existe, pero solo con uso limitado), Senado ( Industria entre San Miguel y Neptuno) , Perla de Cuba (frente al Parque de la Fraternidad, demolido en años recientes, despues de decenios de ser una ruina), Nueva Isla, Regina (en Industria y San Jose, tambien demolido recientemente), Ocean (en Malecon, hoy una ciudadela en ruinas), Surf ( Malecon, hoy ciudadela, tambien en ruinas), Belmont (Industria 403), Terral (Malecon, en restauracion), Hollywood (Aguila # 257), Miami (Consulado 408), Royal Palm, Siboney (Prado 355), etc….Solo sumando esto que se mencionan suman…..26 hoteles, de los cuales, 7 de ellos, hoteles grandes !!! 52 hoteles por kilometro cuadrado!!! Mas hoteles de los que existen hoy dia en el Vedado!!!

En las artes, fue el barrio de Colón uno de los pocos donde se le hizo un monumento a un poeta, a Juan Clemente Zenea, en el mismísimo principio del Prado. Otros literatos tambien asocian su nombre al del barrio, como Jose Lezama Lima y Roberto Fernandez Retamar, que vivieron en el mismo. Tambien en el barrio vió por primera vez la luz el conocido mundialmente Chano Pozo, en el Solar de La California de la calle Crespo, el ano 1915. Siempre tuvo desde la década del 30 del siglo XX su propia comparsa, La Sultana, que simulaba un harén, se dice por el testimonio de los vecinos más antiguos que acostumbraba a desfilar poniendo como Reina de la comparsa a la prostituta más joven y bella de la zona de tolerancia. Como un detalle sumamente curioso , y que pocos conocen: la famosisima "Engañadora" del chachacha que decia… "A Prado y Neptuno iba una chiquita…", aún vivia en la calle Refugio entre Industria y Crespo, en Colon, en el 2010, y fue….el primer travesti de Cuba: ERA UN HOMBRE !!! Lo conoci personalmente, y aun vestido de hombre, tenia cara de mujer.

Siguiendo con las artes, fue tambien uno de los barrios donde primero se vio el cine en Cuba. La primera función cinematográfica en Cuba se produjo el 24 de enero de 1897, en un local ubicado en Prado 126, entre San Rafael y San José. Posteriormente se vieron cines en la Sala Politeama, que se encontraba en los altos de la edificacion original de lo que fue posteriormente la Manzana de Gomez, y en el cine-teatro Fausto, tan temprano como en 1915. Asi mismo, creo que fue el barrio donde mas cantidad de cines y teatros existieron jamas en Cuba: Gran Teatro de La Habana, Payret, Fausto, America, Rex, Duplex, Cinecito, Alkasar (Consulado), Campoamor (Industria y San Jose), Capitolio ( Prado), Capri (calle Industria ), Cineaccion (Prado Y Consulado), Negrete (Prado y Trocadero), Neptuno, Radiocine (Galiano), Rexcinema (Consulado y San Rafael), Musical ( calle Consulado, hoy ruinoso), Verdun (Consulado, hoy un ruinoso almacen)…..O sea, un total de 18 teatros y cines!!! 36 salas por kilometro cuadrado!!!

En fin, para que seguir…

Ya en la segunda mitad del siglo XX, el barrio de Colón volvió a ser foco de atención de los inversionistas, puesto que, agotados los terrenos centricos y baratos en el Vedado, era factible la compra de viejas casonas de la barriada para demolerlas y levantar en su lugar edificaciones altas y modernas. Asi aparecieron el Hotel Deauville, el edificio de Prado 20, el llamado de los Ataudes, etc…Y hubiera sido esa la transformación de la barriada, sobre en su parte mas cercana al mar, de no haber llegado lo que llegó en 1959, y que dió al traste, no solo con el estatus de las propiedades en Cuba, sino con todos los proyectos que hacia la modernidad se dirigían. Quien sabe cuanta ruina del barrio de Colón hubiera desaparecido desde ese entonces, dando paso a modernos edificios de apartamentos, u hoteles, que es para lo que la ubicación de la barriada es mas propicia.

Hoy dia el Barrio de Colón es una aglomeración amorfa de ruinas moribundas entre calles pobladas de miserias humanas de toda índole. Los peores vicios de cualquier ciudad encuentran en Colón – y en su vecino Jesús María- un nido

Dicen los filosofos que el desarrollo se realiza en forma de una espiral. Asi que esperemos que, en el futuro, el Barrio de Colon se vea renacer de sus ruinas, a lo cual esta llamado por ser uno de los mas centricos, historicos y estrategicamente situados de La Habana, sino el mas.

Y, si la mano de Dios me toca, esta cancion de mi autoria, cuya letra les dejo, si el dia de manana alguien la escucha, ojala no sepa, como ahora todos conocemos, a que se refiere con lo que dice en su letra:

BARRIO DE COLÓN. SON. MI – 2005.

Barrio de Colón, Malecón y Prado,
Bar de Las Terrazas, dos enamorados.
Calle Consulado con su algarabía,
Mucha situación y poca alegría. (bis).

Mont…Conmigo no hay bla bla bla,
Yo te parto pa arriba y ya. ( se repite)

Barrio de Colón, repleto de historia,
Con tu ciudadela de La California.
Con tu hacinamiento, tus juegos prohibidos.
Con tu gente buena y con tus bandidos.
Mucha gente buena y muchos bandidos…

Barrio de Colón con tus casas viejas,
Cuanta obra de artista hay en cada reja.
Industria y Refugio, Blanco y Trocadero,
Muchos los problemas y poco el dinero.

En la negra noche un borracho pasa
Y su canto triste va de casa en casa
Donde el pobre sueña con salir a flote,
Y nunca lo logra, a pesar de todo, no hay quien lo derrote.
Y a pesar de todo, ay, no hay quien lo derrote.

Mont…Conmigo no hay bla bla bla…..etc…

Improv…Allá en la calle Refugio, y muy cerquita del Prado,
Una muchacha me dijo aquello que me ha inspirado…

-Este es un barrio de guapos, ten mucho cuidado en la acera,
Ten cuidado, mi amigo, que aquí, el que no corre, vuela.

-Dicen de Pedro Navaja que se murió en Nueva York,
Pero lo mató una tipa que era del barrio de Colón.

DR: Jose Antonio Sanchez Avila.
La Habana, 2005.

FUENTES:
– WIKIPEDIA.
– ECURED.
– Pepe Forte, "El cine en Cuba".
– Revista Arquitectura Cubana.
– Juan de las Cuevas, "500 Anos de Construcciones en Cuba".
– Publicaciones de la Oficina del Historiador de La Habana.
– Publicaciones varias.





Ver post actual