Cuántas veces no hemos dicho: “Terminó cómo la fiesta del Guatao” El Guatao es

14

Cuántas veces no hemos dicho: “Terminó cómo la fiesta del Guatao” 🤣🤣🤣

El Guatao es un pequeño poblado de la provincia de La Habana, fundado en 1750, situado no lejos de la orilla oeste del arroyo de Bauta que desemboca en la costa norte occidental y donde la agricultura constituye la principal fuente de empleo y en el que se celebran, como en todos, fiestas tradicionales de arraigo popular.

En relación con la popular frase circulan diversas versiones y según las referencias recogidas por Samuel Feijoó en su libro “Mitología Cubana” en un baile celebrado el siglo pasado en ese paraje habanero en fecha sin precisar se originó una descomunal riña entre los asistentes.

Existe una de las anécdotas que entre los participantes en el jolgorio se encontraba una mujer muy bella y provocativa nombrada, Fela Cuesta, cuyas coqueterías con varios de los hombres, ya pasaditos de tragos, prendió el fuego que originó la trifulca de marras, que parece ser la historia más cercana a la realidad.

Otra leyenda dice de una señora llamada mamá Kindimba, quien gustaba de organizar pequeños guateques en su hogar los fines de semana con la participación de trabajadores de los ingenios azucareros más cercanos donde conversaban unos, otros bailaban y cantaban al compás de la música. Al bailable se le llamada “Tambor de Yuca” que incluía la participación de los negros de los ingenios Tahoro, Maurín, San Joaquín y San Antonio de Macastá y se dice que una tarde se originó una riña tumultuaria donde hubo “40 taburetes rotos, 70 cabezas y un buen número de brazos y piernas partidas y otras lesiones.

Otros rumores atribuyen la reyerta a los taconazos propinados por una mujer a su marido celoso, los puñetazos y machetazos entre negros congos y al enfado de campesinos del lugar que agredieron a un zapatero por la mala calidad del calzado, deteriorado durante unos animados festejos pasado por agua.

Estas fiestas populares en los poblados se remonta a la época de la colonia y en el Guatao parece que estas fiestas casi siempre terminaban mal en peleas, golpes, y hasta con muertos y heridos.

Entonces el cubano aprovechó la oportunidad para la famosa frase cuando algo parece que terminará con una tragedia como en este poblado de Bauta, el Guatao 🤣🤣👊👊💪💪🤭🤭