Arsenio Rodríguez: creatividad en penumbras. Conozca cómo “El ciego maravilloso

16

Arsenio Rodríguez: creatividad en penumbras.

Conozca cómo “El ciego maravilloso” compuso una de sus más memorables canciones, “La vida es un sueño”
A su compositor le llamaron “El ciego maravilloso”, precisamente por la magia con la cual escribía sus canciones. Una de ellas, como tantas otras, lo conduciría a la inmortalidad de la obra que perdura más allá de la muerte física de su creador. Así pasa con “La vida es un sueño”, compuesta por Arsenio Rodríguez cuando cuestionó la razón de su existencia, y cuyos sentimientos y desesperanzas se trasladan a los corazones de quienes la escuchan. La historia de cómo surgió la afamada pieza, conmovió en el programa televisivo Nuestra canción.

“Arsenio Rodríguez tenía una genialidad absoluta y fue un hombre que se impuso a los obstáculos. Cuando era pequeño tuvo un accidente terrible mientras jugaba con su primo cerca de unos caballos. Recibió un golpe que le perjudicó seriamente el ojo izquierdo y, unido a una retinosis pigmentaria, quedó ciego”, aseguró Tony Pinelli, músico y compositor.

“La composición ʻLa vida es un sueñoʼ resume sus aspiraciones y deseos de vivir, a pesar de su condición física. Arsenio protagonizó una hazaña en cuanto a la renovación orquestal, al establecer una línea de trabajo que incluyó las tumbadoras dentro del son, pues hasta ese momento se utilizaban en la rumba. También agregó otra trompeta y el piano. Fue de los primeros que utilizó en la música popular bailable frases en dialecto congo, de origen africano. Él era una esponja que interiorizaba las situaciones tanto curiosas como sentimentales del medio en el cual vivía, y las plasmaba en sus canciones”, prosiguió.

“En los años 40 viajó a probar suerte en Estados Unidos, donde residió en el barrio latino del Bronx, en Nueva York. Allí tuvo que luchar fuerte para imponerse; a principios de la década siguiente, Miguelito Valdés le presenta al cirujano Ramón Castroviejo, con la esperanza que nunca había perdido de recuperar la visión. Se recaudó dinero en Cuba y en esa barriada estadounidense, y fueron a ver al médico. Al examinarlo, este le informó con profundo pesar que su ceguera no tenía solución”, precisó Pinelli.

“Muchas personas asistieron en plan de fiesta, y cuando llegó, Arsenio se encerró en su cuarto y no quiso hablar con nadie. Al rato llamó a su sobrina Xiomara, le pidió papel, lápiz y comenzó a dictarle ʻLa vida es un sueñoʼ.

“Desde entonces, varios intérpretes la han inmortalizado, entre ellos Mercedita Valdés, Benny More, Pedro Vargas,Lino Borges. Beatriz Márquez la grabó junto a Frank Fernández para el disco por el centenario de Arsenio, en el año 2011. El 6 de junio de 2013 se nombró oficialmente Arsenio Rodríguez a una calle del South Bronx, en Nueva York”, culminó el destacado músico.

A pesar de la frustración, el desengaño y la desilusión expresadas por el autor, este se convertiría en uno de sus boleros más famosos. “La vida es un sueño” es una historia triste y conmovedora que trasciende los tiempos, y refleja que la muerte no importa cuando en vida se alcanzan logros imperecederos y se comparten para la posteridad. Arsenio Rodríguez es y será uno de los grandes de la música cubana; también cada una de sus obras.

Letra de "La vida es un sueño"

(Arsenio Rodríguez)

Después que uno vive veinte desengaños
que importa uno más.
Después que conozcas la acción de la vida
no debes llorar.

Hay que darse cuenta que todo es mentira
que nada es verdad.
Hay que vivir el momento feliz
hay que gozar lo que puedas gozar
porque sacando la cuenta en total
la vida es un sueño y todo se va.

La realidad es nacer y morir
por qué llenarnos de tanta ansiedad
todo no es más que un eterno sufrir
y el mundo está hecho de infelicidad.