PALABRAS PARA NO OLVIDAR No obedeceré jamás, con perjuicio de la patria, a los

2

PALABRAS PARA NO OLVIDAR
No obedeceré jamás, con perjuicio de la patria, a los caprichos y deseos de determinados círculos. Protestaré con todas mis fuerzas y rechazaré indignado todo acto ilegal que pudiere intentarse vulnerando los sagrados fueros y derechos del pueblo cubano… Una República organizada bajo sólidas bases de moralidad y justicia es el único gobierno que, garantizando todos los derechos del ciudadano, es a la vez su mejor salvaguardia con relación a sus justas y legítimas aspiraciones, porque el espíritu que lo amamanta es todo de libertad, igualdad y fraternidad, esa sublime aspiración del mártir del Gólgota… Inquebrantable respeto a la Ley, pues, y decidida preferencia por la forma republicana, he ahí concretado mi pensamiento político; esos son, han sido y serán siempre los ideales por lo que ayer luché y que mañana me verán cobijarme a su sombra si la Providencia y la Patria me llaman nuevamente al cumplimiento de mi deber. ANTONIO MACEO, carta a Jose Marti el 15 de enero de 1888