La mejor Dulceria de Cuba . Hola amig@ssaludos aquí les regalo esta Super

27

La mejor Dulceria de Cuba .
Hola amig@s😉saludos 🙋‍♂️aquí les regalo esta Super Espectacular👌 y muy dulce😋🤣 publicación sobre :👇
La dulcería🍰mas famosa q existio en nuestra
Maravillosa😍 Cuba🇨🇺 de otros tiempos🤩

🎂🍰🍩😋 “La Gran Vía”😋🍩🍰🎂

“La Gran Vía” era sinónimo de buenos dulces y cakes, como decimos los cubanos a las tartas, o pasteles, según donde nos encontremos. Las cajas de sus productos se identificaban con el logotipo que ponemos en la imagen en la parte superior. También las tenían a todo color, pero esa imagen no he podido obtenerla…

Es posible que el nombre se inspirara en la calle madrileña del mismo nombre, pero en su diseño lo que se observa es un cake, en medio de una vía férrea y al fondo, palmas cubanas. Por tanto, pienso que lo de la gran vía tendrá más que ver con las vías de tren.

Fue fundada por tres hermanos de la ciudad de Toledo, España, llamados Valentín, José y Pedro García. Llegaron a Cuba a principios del siglo 20 sin ningún capital y se asentaron en Güines, pueblo en las afueras de la capital. Decidieron ganarse la vida haciendo dulces, oficio a lo mejor aprendido en su Toledo natal. Sus primeros clientes fueron comerciantes y campesinos de la zona.

Comenzaron haciéndolos para los comercios del área campesina y tuvieron gran aceptación. Y como lo bueno gusta a todos, aquellos dulces y cakes artesanales, en poco tiempo ya tenían fama más allá de los límites de la región.

Su fama se expande por la isla y en los años 40 deciden dar el salto a La Habana. Y se instalan en la calle Santos Suárez. El negocio marcho muy bien, por lo que no dudaron en comprar el solar, frente al negocio, que ocupaba toda una manzana en la que construyeron un parqueo que facilitaba la estancia de los clientes, y una tienda que inauguraron en 1952.

Podemos imaginarnos el éxito de sus ventas con solo conocer que llegaron a tener en su nómina hasta 120 trabajadores, para poder satisfacer la creciente demanda de sus productos.

De todos los dulces, el preferido, único e inigualable era el cake de nata con un sabor característico propio que no tenían otras dulcerías. Pero también eran deliciosos y únicos el cake de bombón, las panetelas borrachas, los ecclairs, las tartaletas, el coffee cake, las señoritas, el panqué, los pasteles, las torticas, el pan de gloria, el cake de helado, el capitolio y hasta el masarreal y otros dulces que hacían que la Gran Vía fuera la preferida de todos los amantes del buen dulce.

Era una pastelería amplia y moderna,atendida por cinco elegantes empleadas que, además, recogían los interminables encargos por teléfono. Para su reparto a domicilio, disponían de una flota de camionetas de reparto, con sus respectivos choferes uniformados.

En la cocina trabajaban más de tres decenas de operarios y ayudantes, todos con largos delantales y gorros blancos. Me imagino debe haber sido un espectáculo digno de verse. Para hacer el cake de nata, traían la leche fresca diariamente en cántaros.¡ La Habana entera compraba allí!

Su sede principal siempre estuvo en la citada de la calle Santos Suárez, pero para 1952, ya tenían cinco establecimientos en la capital, uno de ellos nombrado "La Suiza".

Existen en California, Nueva York, Nueva Jersey, Miami y México DF, entre otras ciudades, varias pastelerías y cafeterías a las que sus dueños han nombrado “La Gran Vía” aúnq estoy seguro q nada tienen q ver con la original.

En el “Libro de Cuba”, una gigantesca enciclopedia ilustrada sobre la vida republicana publicada en 1953, esta dulcería aparece como un 'legítimo orgullo para la industria cubana”.