“LA CERVEZA HATUEY SU HISTORIA Y SUS ANUNCIOS COMERCIALES” En 1862, don Facundo

25

“LA CERVEZA HATUEY SU HISTORIA Y SUS ANUNCIOS COMERCIALES”

En 1862, don Facundo Bacardí Masó fundó en Santiago de Cuba la eminente Compañía Ron Bacardí, S.A., para la elaboración del afamado ron que lleva su nombre, el cual, durante el resto de esa centuria y la siguiente, mantuvo un indiscutible prestigio en todo el planeta.

No obstante, la crisis económica de los años veinte tuvo un serio impacto negativo en la industria, lo cual hizo pensar a los sucesores del fundador en la posibilidad de revertir esa afectación incorporando a sus producciones la fabricación de cerveza, como una nueva fuente de riqueza nacional.

Fue así que en 1927 establecieron en Santiago de Cuba l a primera planta de cerveza y malta, con el nombre de Cervecería Hatuey, S.A., aplicando en ella los mismos métodos progresistas empleados en la fabricación del ron. Las nuevas bebidas conquistaron pronto la preferencia del público por sus excelentes cualidades. La demanda se incrementó con rapidez haciendo imperiosa la construcción en La Habana de una segunda planta cervecera.

La nueva instalación, que recibió el nombre de Cervecería Modelo, S.A., quedó enclavada, en 1946, en el barrio capitalino del Cotorro, km 20 de la Carretera Central, y fue provista de equipos modernos de avanzada tecnología, con los cuales desarrolló una producción que hizo honor a su nombre, convirtiéndose en un verdadero modelo en la elaboración de cerveza de primera calidad, y abasteciendo a toda Cuba de una bebida incomparable dentro de la tradicional supremacía de las producciones de la Casa Bacardí.

Años más tarde, en 1953, la demanda, que continuó en ascenso, llevó a la industria a establecer, en el centro de la isla, una tercera planta, con el nombre de Cervecería Central, S.A., situada en el pueblo de Manacas, con oficinas en Santo Domingo, en la entonces provincia de Las Villas.

Las tres fábricas cerveceras, asociadas entre sí, eran filiales de la Compañía Ron Bacardí, S.A., y todos sus accionistas eran los mismos de la casa matriz. Su presidente era José M. Bosch, y sus vicepresidentes eran Joaquín Bacardí Fernández-Fontecha y Jorge S. Schueg Bacardí. El tesorero era José A. García Braojos, y los vocales Armando Pessino Urbizo, Santiago Herrera Cerra, Pedro Grau Triana y Adalberto Gómez del Campo Allard, los dos últimos casados con damas de la familia Bacardí.

En 1958, los activos totales de las tres fábricas sumaban $11,800,000; su capital líquido era $9,700,000; y sus ventas brutas ascendieron a unos $10,000,000, con una utilidad neta de $1,600,000.

Como una remembranza histórica, el nuevo producto recibió el nombre de Cerveza Hatuey, en honor al cacique indio así llamado, que protagonizó, en los inicios del siglo XVI, la primera rebelión contra el colonialismo español en la isla, siendo capturado por sus enemigos y quemado en la hoguera. Su imagen, de perfil, constituye el emblema de la fábrica y como tal se muestra en las etiquetas del producto.

FUENTE http://cubamuseo.net/inferior-samples/159