HomeTodoGLADYS ZISCAY.

GLADYS ZISCAY.

GLADYS ZISCAY.
Según la leyenda urbana, la famosa modelo y vedette cubana fue arrestada (1962), por el supuesto intento de sacar joyas y efectivo en un vuelo hacía Los Estados Unidos.

Por. Henry Puente.

Cuando era un niño, muy influenciando por las películas, historietas y series televisivas, honestamente, simpatizaba con dos tipos de delincuentes, los que desvalijaban bancos sin violencia y los contrabandistas, los veía como héroes, una especie de Robin Hood que robaban a los más ricos y poderosos, es decir, a los banqueros, gobernantes con actitudes muy injustas y nefastos presidentes.

De ahí deviene que la leyenda, cierta o no, de Gladys Siscay, la linda vedette y modelo publicitaria, muy famosa en su momento, estrella del show televisivo “Jueves de Partagas”, quien al triunfo de la Revolución Cubana, pretendiendo huir de ella hacía el exilio definitivo, fue atrapada llevándose sus joyas, también dinero dentro de su pelo, aprovechando un peinado realizado por la gran estilista y cosmetologa Mirta de Perales, pareciéndome una enorme injusticia, cuando las autoridades la detuvieron frustrando su intento, en pleno aeropuerto cubano, antes de subir al avión.

Sin embargo, fui creciendo y, aunque mantuve siempre ciertas simpatías, aprendí que quienes roban bancos no son financistas dedicados a la redistribución de las riquezas, ni los contrabandistas son empresarios al servicio del pequeño comercio informal.

Después de todo lo expuesto, confieso, que continuó admirando muchísimo a Gladys Ziscay por su osadía, y aunque Mirta de Perales siempre negó el suceso, a fin de cuenta, si fue verdad estaba en su legítimo derecho de no desear contarlo ni recordarlo, asimismo, ella también goza de mi estima y total aprobación , ya que las joyas, tampoco el dinero provenía de un robo o algo ilegal, simplemente era el trabajo de años, teniendo el derecho a gastarlo y llevárselo a donde mejor se le antojase, no por un acto de fechoría si no simplemente por decencia y justicia.

Most Popular