Escribió Enrique Krauze que: “El Populismo ha sido un mal endémico de América L

2

Escribió Enrique Krauze que:
“El Populismo ha sido un mal endémico de América Latina en general y Cuba en particular (esta última acotación es mía😉).
El líder populista arenga al pueblo contra el «no pueblo», anuncia el amanecer de la historia, promete el cielo dn la tierra.
Cuando llega al poder, micrófono en mano, decreta la verdad oficial, desquicia la economía, azuza el odio de clases, mantiene a las masas en continua movilización, desdeña los Parlamentos, manipula las elecciones, acota las libertades.”
Existen al menos cinco desviaciones que configuran la mentalidad populista y que todo estudioso del tema debe analizar para entender el engaño que debemos enfrentar y superar.
La primera: es un desprecio por la libertad individual y una correspondiente idolatría por el Estado, lo cual emparenta a nuestros populistas socialistas con populistas totalitarios
como Hitler y Mussolini.
La segunda: es el complejo de víctima, según el cual todos
nuestros males han sido siempre culpa de otros, y nunca de nuestra propia incapacidad para desarrollar instituciones que nos permitan salir adelante.
La tercera,
relacionada con la anterior, es la paranoia «antineoliberal», según la cual, el neoliberalismo (o cualquier cosa relacionada con el libre mercado) es el origen
último de nuestra miseria.
La cuarta, es la pretensión democrática con la que el populismo se viste para intentar darle legitimidad a su proyecto de concentración del
poder.
La quinta es la obsesión igualitarista, que se utiliza como pretexto para incrementar el poder del Estado y, así, enriquecer al grupo político en el poder a expensas de las poblaciones, beneficiando también a los amigos del populista y abriendo las puertas de par en par a una desatad corrupción.