Continuando con la Super hazaña del derribo del submarino nazi he decidido hacer

24

Continuando con la Super hazaña del derribo del submarino nazi he decidido hacer una segunda parte pues tal proeza necesita más de una publicación.
Despues de lo sucedido y por razones no esclarecidas, el gobierno de Cuba en aquel entonces decidió mantener en secreto aquellos hechos.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial y ser ocupados los archivos de la Marina alemana, se pudo conocer que la nave que estaba operando en esa región y cuyo contacto se había perdido por esos días era el U-176, mandado por kapitänleutenant Reiner Dierksen.

En 1946, Ramírez Delgado, ya ascendido a Alférez de Navío, fue condecorado con la medalla del Mérito Naval con distintivo rojo. Su éxito fue, además, reconocido por el contralmirante Samuel E. Morison, historiador oficial de la Marina de los Estados Unidos, en su obra History of U.S. Naval Operations in World War II en la que elogió también la destreza y eficiencia de los marinos cubanos.
Los CS eran pequeños buques de madera, de 83 pies de eslora (largo), 45 toneladas de desplazamiento y una tripulación de 12 hombres, con una velocidad máxima de 18 nudos. Estaban dotados de una pieza artillera de 20 milímetros y 8 bombas de profundidad de 325 libras. Habían sido cedidos a Cuba, en arriendo, por el gobierno de los Estados Unidos y sus tripulaciones habían recibido entrenamiento en ese país.

El U-176, al mando del capitán Reiner Dierksen, era un submarino del tipo IXC. Tenía algo más de 250 pies de eslora y 1 540 toneladas de desplazamiento. Podía alcanzar una velocidad de 18,2 nudos en superficie y 7,3 sumergido y estaba en capacidad de bajar hasta 755 pies. Cargaba 22 torpedos (otras fuentes indican 12) y 44 minas y llevaba un cañón y dos antiaéreas. El U-176 poseía una tripulación de 53 hombres, tres menos de su máxima capacidad. Todos perecieron. Había hundido 11 barcos con un peso total de 53 307 toneladas. Al terminar la guerra, las flotillas de sumergibles alemanes habían perdido tres de cada cuatro de sus integrantes. Fue el arma con mayores pérdidas.
En la foto el Alférez de Fragata Mario Ramírez Delgado, líder del CS-13, el presidente condecorado a la tripulación, planos de la fragata y el submarino.




Ver post actual